Participación e indecisos, claves del referéndum irlandés sobre el matrimonio homosexual

  • Más de tres millones de ciudadanos irlandeses han votado este viernes para decidir si aceptan el matrimonio homosexual.
  • De ser aprobado, Irlanda se convertiría en el primer país del mundo en legalizar el matrimonio gay a través de una votación popular.
  • El resultado final podría anunciarse entre las 15.00 y las 17.00 horas del sábado.
Una mujer camina junto a una pintada de dos corazones con los colores del arcoíris en Dublín, Irlanda.
Una mujer camina junto a una pintada de dos corazones con los colores del arcoíris en Dublín, Irlanda.
AIDAN CRAWLEY / EFE

Partidarios y detractores del matrimonio homosexual miran con atención a los datos de participación del electorado en el referéndum que se ha celebrado este viernes en Irlanda para decidir sobre esa cuestión, si bien las encuestas prevén el triunfo del "sí".

"Aunque los sondeos han venido otorgando una cómoda victoria a la legalización del matrimonio entre parejas del mismo sexo, en los últimos días hemos ganado terreno, mientras que el número de indecisos era hasta el jueves alto y pueden decantar la balanza", explicó el activista Keith Mills, quien ha votado 'no' a pesar de ser gay.

Mills, que pertenece al grupo Madres y Padres Importan, apuntó que la alta participación en Dublín y otros centros urbanos favorece al "sí", pues significa que se han movilizado, sobre todo, el voto joven, el cual se ha mostrado apático en plebiscitos anteriores. Por el contrario, si el voto urbano decae y sube el del electorado de las zonas rurales, consideradas más tradicionales, el bando del "no" podría tener alguna posibilidad de triunfo, calculó el activista.

Poco más de tres millones de irlandeses estaban llamados a las urnas para pronunciarse sobre el matrimonio gay, pero dado que no existe el voto por correo en Irlanda, muchos de ellos han viajado para ejercer este derecho y elevar el índice de participación.

A media tarde, la mayoría de los centros de votación de Dublín informaron de que la afluencia a las urnas superaba el 30%, por encima de la media de anteriores consultas a esa misma hora, mientras en las zonas rurales la participación era más baja, según la cadena pública RTE.

También este viernes, los irlandeses deben decidir en otro referéndum si se rebaja desde los 35 hasta los 21 años la edad mínima para ser presidente de la República, un cargo principalmente representativo. El interés en ambas consultas es alto, como demuestra el hecho de que el registro electoral aumentó en 66.000 personas en las últimas semanas, sobre todo con estudiantes y gente joven.

Reacciones

Las redes sociales hervían este viernes con fotografías y vídeos de individuos y grupos que llegaban a Irlanda por mar y aire para votar. Uno de ellos es precisamente Mills, quien aterrizó a mediodía en Dublín en un vuelo procedente de Viena (Austria), donde cubre para una web irlandesa especializada el Festival de Eurovisión y adonde regresará mañana tras haber votado en su circunscripción del norte de la capital irlandesa.

"Soy homosexual y agnóstico", dice, pero rechaza el matrimonio homosexual "porque otorga a las parejas del mismo sexo el derecho a solicitar una adopción" y, por consiguiente, el "Estado ya no puede dar preferencia en esos casos a un matrimonio convencional", lo que, según él, "priva a un menor de su derecho a tener un padre y una madre".

El primer ministro irlandés, el democristiano Enda Kenny, también insistió en que el "sí" a la legalización del matrimonio homosexual es un voto a favor de la "igualdad" en este país. "Esta mañana, Fionnuala (su esposa) y yo votamos 'sí' por la igualdad en el matrimonio", escribió el primer ministro, católico practicante, en un "tuit" hacia las 09.00 horas GMT, tres horas después de la apertura de los centros de votación.

El referéndum, en caso de victoria del "sí", convertirá a este país, aún mayoritariamente católico, en el primero que aprueba el matrimonio homosexual por voluntad popular. El recuento de los votos comenzará el sábado a las 08.00 GMT y el resultado final podría anunciarse entre las 15.00 y las 17.00 horas.

18 países donde el matrimonio homosexual es legal

Hasta ahora 18 países han legalizado el matrimonio entre personas del mismo sexo: Holanda, Bélgica, España, Canadá, Suráfrica, Noruega, Suecia, Portugal, Islandia, Argentina, Dinamarca, Francia, Brasil, Uruguay, Nueva Zelanda, el Reino Unido, Luxemburgo y Finlandia. A ellos se suman, Estados Unidos y México, donde estas uniones son posibles en algunas partes del territorio. En Estados Unidos 36 estados han aprobado los enlaces entre personas del mismo sexo y el último en hacerlo fue Florida en enero de este año.

El pasado 28 de abril, Tribunal Supremo de EE UU se mostró dividido sobre la legalización en todo el país del matrimonio homosexual, en una audiencia marcada por las protestas dentro y fuera de la corte.

Sus resultados no se conocerán hasta la votación de junio, que podría legalizar el matrimonio gay en todo el país o devolver el caso a los estados, continuando con la eterna pugna entre autoridades estatales y federales.

En Puerto Rico el Gobierno anunció el pasado marzo que dejaría de reconocer sólo el matrimonio entre un hombre y una mujer y que concedería en los próximos meses a las parejas homosexuales los mismos derechos de los que gozan las heterosexuales.

El distrito de Shibuya (Tokio) aprobó el pasado 31 de marzo el reconocimiento de las parejas del mismo sexo, con lo que se convirtió en el primer municipio de Japón que da un paso hacia la equiparación legal de las uniones homosexuales.

En Vietnam un decreto efectivo desde enero permite a parejas gais celebrar enlaces matrimoniales sin valor jurídico, sin otorgarles ninguno de los derechos de los matrimonios heterosexuales. En diciembre de 2013 la India ilegalizó las relaciones sexuales entre homosexuales, cuatro años después de que fueran despenalizadas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento