El Realejo pide aparcamientos para las bicis de los estudiantes

  • La escuela de Arquitectura comenzó a funcionar el lunes.
  • Los vecinos dicen que el centro ha revitalizado el barrio.
  • El director del centro espera reunirse con los responsables municipales.
Imagen de bicicletas aparacadas en el Campo del Príncipe.
Imagen de bicicletas aparacadas en el Campo del Príncipe.
Á. H.

La Escuela Técnica Superior de Arquitectura estrenó el lunes su sede del Realejo. Tras diez años de obras y cerca de 18 millones de euros invertidos, los estudiantes ya están en el campo del Príncipe.

"En el barrio estamos encantados", cuenta Piedad Cardenete, presidenta de la Asociación de Vecinos. El ambiente en la zona ha cambiado en poco días. "Los jóvenes han revitalizado el barrio, los bares están llenos y han aparecido varios negocios al calor de la escuela", añade la representante.

Una copistería y una librería técnica son algunas de las empresas que han abierto sus puertas. "Los pedidos han aumentado y esperamos que suban el curso que viene", explica Rafael Piñar, responsable de uno de los locales de comida rápida.

La llegada de los más de 1.600 estudiantes al antiguo Hospital Militar también está dejando en evidencia la falta de algunas infraestructuras como los aparcamientos de bicicletas. "Hemos pedido al Ayuntamiento que habilite algunas zonas", explica Cardenete. Y es que, las barandas que rodean el histórico Campo del Príncipe se han convertido en improvisados parkings.

"Ahora estamos en plena mudanza y detectando los fallos", comenta Emilio Herrera, director de la escuela. "Nuestra intención es pedir al Consistorio permiso para colocar espacios para bicicletas en la parte baja de la plaza, al lado de los contenedores. Queremos instalar algo que sea digno y con unos mínimos de seguridad", añade.

El responsable académico espera tener una reunión con los responsables municipales tras las elecciones "porque habría que dejarlo todo cerrado de cara al nuevo curso", advierte.

Los estudiantes de Arquitectura también echan en falta los autobuses. "Es necesaria una línea que nos una con la parte sur de la ciudad", explica Emilio Herrera. La intención del director es que instale un microbús que conecte la escuela desde el Palacio de Congresos pasando por Paseo de la Bomba. "Son muchos los alumnos de esta zona y hay que darles cobertura", señala.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento