El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ha advertido este miércoles de que "las coaliciones contra el PP" que podrían darse tras las próximas elecciones municipales y autonómicas del próximo domingo serán "letales" para la recuperación económica y la creación de empleo que se ha iniciado en este país, que necesita "estabilidad". "Si algo funciona bien no hay que cambiarlo", ha apostillado.

En un mitin en Sevilla ante unas mil personas, Rajoy ha indicado que el PP es un partido de gobierno, que no tiene vocación de bisagra, que "no se arruga" ante las dificultades y que ha estado "a la altura" tomando decisiones que han hecho que la España de 2015 "no tenga nada que ver con la que nos dejaron en 2011". "Y eso avala a todos nuestros candidatos", ha apuntado.

Tras asegurar que el PP es el mayor partido de España, un partido "que no nació hace un cuarto de hora", sino con la democracia y desde la base, el máximo dirigente de los 'populares' ha dicho que el PP no ha surgido en ningún plató de televisión, en ninguna tertulia, ni tampoco es una "operación de marketing", en alusión a las nuevas formaciones.

En este contexto, ha reiterado que crear puestos de trabajo es el "objetivo nacional" y que el único enemigo de que las cosas "no vayan por donde no tienen que ir es volver atrás, a las políticas superadas, y situar al PSOE en responsabilidades institucionales".

Al hilo de ello, ha dicho que conviene advertir a la ciudadanía de que cuando se vota al PP no es para que gobierne el PSOE, pero que cuando se vota a otras fuerzas políticas "puede ser un voto que al final se utilice para que gobierne el PSOE".

"no somos perfectos"

Ha asegurado que desde que el PP está en el Gobierno de la Nación y también en otras instituciones las cosas "van mejor". "No somos perfectos, no tenemos esa suerte, ni si quiera creo que esa sea una suerte, pero hemos hecho lo que teníamos que hacer en circunstancias difíciles", ha añadido.

Para el presidente del PP-A, se puede decir que lo peor ha pasado aunque aún queda mucho por hacer para crear puestos de trabajo. Si bien, ha insistido en que no se puede "volver atrás" porque el "peor error" sería que el cambio político que se produjo en 2011 "no continuara en el futuro". "Toca estabilidad en unos momentos en los que se crece y se crea empleo", ha añadido Rajoy.

Ha señalado que en el año 2012 solo se hablaba de rescate, de recesión y de aumento del desempleo y que su formación tuvo que superar una "herencia terrible": la peor crisis económica que ha tenido España. Si bien, siete años "durísimos" de destrucción de empleo, en 2014 se creció por primera vez, el 1,4 por ciento, y 440.000 españoles consiguieron un trabajo, a los que se unirán otros 600.000 este año.

"¿Qué hay que cambiar?", se ha preguntado Rajoy, quien ha defendido que no se puede volver atrás para recuperar políticas que generaron el mayor fracaso económico. "No es economía, es sentido común", ha recalcado el dirigente del PP, para quien "cuando algo funciona debe seguir funcionando y cuando no, se tiene que ir".

Ha concluido su intervención asegurando que está "disfrutando" de la campaña y mostrándose convencido de que su partido volverá a revalidad la confianza. "Se han tomado decisiones difíciles, pero empezamos a recoger los frutos y vamos a seguir perseverando para que España esté mucho más arriba tras ser este año el país de la Unión Europea que más va a crecer", ha finalizado.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.