El 85,6% de las zonas costeras españolas examinadas en 2014 tiene playas con agua de calidad 'excelente', prácticamente en línea con la media europea del 85,5 por ciento, mientras que el 1,9% tiene un nivel pobre y no cumple los niveles obligatorios de calidad, dos décimas más que la media en la UE, según refleja el último informe de la Agencia Europea de Medio Ambiente sobre la calidad de las aguas en Europa publicado este martes.

Sólo Italia (2,2%) y Francia (2%) tienen más zonas costeras examinadas que no cumplen las normas de calidad suficientes que España.

El 96,9% de las zonas costeras españolas son aptas para el baño y cumplen los valores obligatorios de calidad, una décima más que la media europea, constata no obstante el informe.

Asimismo, el 82,2% de los ríos y otras aguas del interior españolas aptas para el baño, aunque sólo el 49,6% tienen una calidad 'excelente' muy por debajo del 78,2% de media europea, mientras que 12,7% de ellos tiene una calidad de agua pobre o no cumple la normativa de calidad, muy por encima de la media del 2,4 por ciento.

El 91,3% de las aguas de interior en el conjunto de la UE cumple los niveles de calidad obligatorios y son aptas para el baño.

En total, España sometió a examen 2.178 zonas de baño, de ellas 1.942 zonas costeras y 236 de interior, ríos y lagos.

En la clasificación global, que incluye tanto las aguas costeras como las aguas del interior, el 81,7% de las aguas españolas registran una calidad excelente por debajo de la media europea, que sube hasta el 83,3%.

El 95,3% cumple no obstante los niveles mínimos obligatorios o una calidad suficiente, apta para el baño, dos décimas por encima de la media, mientras que el 3,1 por ciento de las zonas de baño españolas no cumple los niveles mínimos de calidad frente al 1,9 por ciento de media en la UE.

España es el tercer país con el mayor número de zonas de baño con calidad de agua pobre, con 67 zonas o el 3,1 por ciento del total, sólo superado por las 107 de Italia, pero que sólo representan el 1,9% en su caso y Francia, con 105, que también equivalen al 3,1 por ciento del total.

Seis países -Grecia, Chipre, Croacia, Malta, Luxemburgo y Alemania, tiene un 90% o más de sus aguas de baño con calidad excelente y en diez países —Austria, Grecia, Letonia, Lituania, Luxemburgo, Malta, Rumanía, Eslovaquia y Eslovenia_la totalidad de sus aguas cumple al menos los estándares de calidad mínimos.

En términos globales, la agencia europea constata una ligera mejora en la calidad de las aguas de baño en la UE al subir un 0,5% el número de zonas con el nivel de calidad suficiente respecto al 2013 y el 0,6% las zonas calificadas con agua excelente, mientras que las aguas no aptas cayeron por su parte un 1,9 por ciento en toda la UE.