La impartición de formación continua a empresas y profesionales por parte del profesorado de la Universidad de Valladolid podría ser una vía alternativa a la financiación pública de la Universidad, tal y como ha planteado el presidente del Consejo Social, Gerardo Gutiérrez, durante un encuentro con el equipo director y comunidad educativa de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática de la UVA.

Gutiérrez precisa que ello no supondría ofrecer servicios de consultoría o formación a precios muy inferiores al mercado. "Lo que no se puede es hacer dumping aprovechándose del trabajo de becarios", ha apuntado Gutiérrez, quien ha añadido que primero es preciso determinar los costes de la Universidad, hora/profesor...lo que, a su juicio, va a suponer que ese servicio no vaya a ser más barato que lo que se ofrece fuera de la institución académica.

Competencia con el sector privado

En esta línea, Gutiérrez, según informa la UVA a través de un comunicado, ha vuelto a mostrarse partidario de que la Universidad entre en competencia con el sector privado, trabajando para el exterior en colaboración con las empresas.

No obstante, ha puesto de manifiesto que la colaboración de la Universidad y las empresas en materia de formación tiene mucho camino por recorrer porque no existe una regulación clara en este campo y siempre que se habla de colaboración se habla del desarrollo de proyectos concretos ligados a procesos de investigación.

Durante el encuentro, la comunidad educativa de la Escuela de Informática ha trasladado al Consejo Social algunas de sus inquietudes como es la creación de un máster en colaboración con otras universidades de la región, iniciativa para la que le solicitó su apoyo.

También ha abogado por abrir la Escuela a profesores externos para que puedan participar de forma regular en las asignaturas del máster que imparte y no de forma esporádica como ocurre actualmente y ha pedido una simplificación de la burocracia, especialmente en el apartado relacionado con las compras.

Diagnóstico contra la burocracia

En este sentido, el presidente del Consejo Social ha indicado que la excesiva complejidad administrativa y burocrática es uno de los problemas comunes a toda la Universidad, de ahí que este órgano haya

encargado la realización de un diagnóstico sobre los diferentes procesos de compras de bienes y servicios para detectar posibles oportunidades de mejora y progreso, que será dado a conocer próximamente.

Otros asuntos abordados durante la reunión han sido la progresiva especialización de las universidades de la región propuesta por el Consejo Social o las reflexiones de este órgano sobre la oferta de titulaciones.

Respecto a esto último, tanto los representantes del Consejo Social como de la Escuela de Informática han coincidido al señalar que no es de recibo haber pasado en las universidades públicas en los últimos años de 200 a más 5.000 titulaciones con lo que ni los alumnos saben en qué se matriculan ni las empresas qué estudiantes necesitan. "Es una locura colectiva esta eclosión de titulaciones", agregaron.

El encuentro con la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Informática forma parte de la ronda de reuniones que el Consejo Social de la UVa lleva realizando a lo largo del último año con la comunidad universitaria para conocer de primera mano su funcionamiento e inquietudes y trasladarles sus reflexiones sobre diferentes aspectos de la universidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.