Los últimos efectivos de la Brigada Líbano (Brilib) XXII regresan este miércoles a España, tras más de seis meses de despliegue en Líbano, al Sur del río Litani, bajo el amparo de la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, volviendo ahora la mayoría de estos militares a la base cordobesa de Cerro Muriano, ya que son integrantes de la Briganda de Infantería Mecanizada (Brimz) 'Guzmán el Bueno' X.

Según ha informado la Brimz X, la despedida y salida oficial de la base 'Miguel de Cervantes' ha consistido en un acto presidido por el 'Force commander y head of Mission', el general Luciano Portolano, que ha estado acompañado por la embajadora de España en el Líbano, Milagros Hernando, y gran número de autoridades civiles, religiosas y militares de la zona.

En este contexto ha tenido lugar la transferencia de autoridad entre el general Antonio Ruiz Olmos, el hasta ahora jefe de la Brilib XXII, y el general josé Conde de Arjona, jefe de la Brigada Acorazada 'Guadarrama' XII, quien a partir de este miércoles liderará el Sector Este de Unifil, al mando de la Brilib XXIII.

En primer lugar se ha realizado la imposición de la Medalla de Naciones Unidas al general Ruiz Olmos, por parte del general Portolano. A continuación el general Ruiz Olmos ha dirigido unas palabras a los asistentes y ha recordado a todos los que han entregado su vida "en defensa de la paz y la estabilidad en esta tierra", refiriéndose de forma especial al cabo Francisco Javier Soria Toledo, fallecido el pasado enero en acto de servicio.

A continuación, el también general jefe de la Brimz X, ha agradecido al pueblo del Líbano su hospitalidad y apoyo, a las Fuerzas Armadas Libanesas (LAF) su cooperación y trabajo conjunto, y al 'Force commander' y su Cuartel General su apoyo al contingente, "sobre todo en los momentos más complicados".

Ha destacado, igualmente, el esfuerzo que las familias de los militares desplegados realiza desde la retaguardia y, tras subrayar la profesionalidad y entrega de los componentes de la Brilib XXII, ha expresado sus mejores deseos al general Conde y a todos los miembros de la Brilib XXIII.

A continuación, el general Portolano ha realizado la entrega de la Bandera de Naciones Unidas al general Conde, jefe del nuevo contingente, y ha dirigido una palabras a los asistentes, en las que ha destacado el "magnífico trabajo" desarrollado por la Brilib XXII para conseguir los objetivos que establece la resolución 1.701 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

También ha recordado al cabo Soria, "que llevó hasta el extremo su compromiso con su nación y en bien de la misión" y ha reconocido el buen hacer de todos los componentes del Grupo Tactico Ligero Protegido con una 'Letter of Commendation' a toda la unidad. Este hecho solo se realiza como consecuencia de hechos relevantes y en unas muy especiales condiciones.

Antes del desfile de las unidades, el general jefe de las Fuerzas Armadas Libanesas ha impuesto al teniente coronel Llorens Pérez, jefe del Grupo Táctico Ligero Protegido, la medalla de las Fuerzas Armadas Libanesas como reconocimiento al trabajo y entrega de los miembros de la agrupación.

Tras el desfile, en el que han participado unidades representativas de todos los batallones que integran la Brigada Multinacional Este, liderada por España, ha tenido lugar la firma del libro de honor por el 'Force commander' y a continuación se ha degustado un vino español, tras el que se ha dado por finalizado el acto.

Consulta aquí más noticias de Córdoba.