Agentes de la Policía Nacional han detenido a siete personas, seis extranjeros y uno español, que presuntamente se dedicaban a introducir ilegalmente en España a menores de nacionalidad marroquí, a los que pasaban en los controles como familiares o a los que ocultaban en sus vehículos hasta llegar a Salamanca.

Una vez en la ciudad castellano y leonesa los adultos manifestaban haberlos encontrado en la vía pública para que fueran entregados a la protección de las instituciones, han informado fuentes de la Comisaría Provincial.

Las investigaciones, en una operación que se ha denominado 'Famena', se iniciaron tras detectarse la presencia de dos menores marroquíes de 13 y 16, "encontrados de forma casual en la calle por adultos".

Los menores, tras comprobarse que no estaban acompañados por familiares, fueron puestos a disposición de los servicios de protección a la infancia de la Junta de Castilla y León, según lo previsto en el Protocolo de actuación con menores extranjeros no acompañados, ha explicado la Policía.

Los investigadores del Grupo Operativo de Extranjeros de la Comisaría de Salamanca sospecharon de esta trama al encontrarse con versiones diferentes en las declaraciones de los menores.

Las gestiones practicadas permitieron relacionar fechas de los viajes a Marruecos de las personas adultas que aparentemente los había encontrado en la calle con las fechas en las que los menores manifestaron haber entrado en España.

SIMULACIÓN

Para que la simulación tuviera mayor verosimilitud, los presuntos autores de la red aleccionaban a los menores para que explicaran a las autoridades españolas que habían accedido a España ocultos en un camión y por su "mala situación" en su país de origen, donde tenían familias "desestructuradas con problemas de alcohol y malos tratos".

La investigación sigue abierta y la Policía Nacional no descarta la localización y detención de otras personas sobre las que se investiga su presunta implicación en los hechos.

Consulta aquí más noticias de Salamanca.