El fabricante de automóviles Ford ha iniciado la producción en su planta de Almussafes (Valencia) de sus nuevos monovolúmenes S-Max y Galaxy y también de la versión exclusiva Vignale del Mondeo, según ha informado la empresa en un comunicado.

La compañía ha explicado que esta factoría pasa, de esta forma, a producir seis modelos con diferentes carrocerías y variantes. Ford ha recordado que desde 2011 ha invertido 2.300 millones de euros en la ampliación y mejora de este centro productivo.

Además de los nuevos Galaxy, Mondeo Vignale y S-Max, la firma del óvalo también fabrica en Almussafes el Mondeo wagon, la carrocería de cinco puertas y la de cuatro puertas, así como el Kuga, el Transit Connect y el Tourneo Connect.

La directora de Operaciones de Ford Europa, Barb Samardzich, ha afirmado que las instalaciones de la compañía en Valencia "están a la cabeza de la industria" en lo que se refiere a flexibilidad, productividad e innovación en calidad de fabricación.

"Es increíble y virtualmente sin precedentes ver salir de la misma línea de producción un lujoso Ford Mondeo Vignale, un todoterreno como el Kuga y un vehículo comercial como la Transit", ha añadido.

La corporación automovilística ha explicado que la factoría valenciana es una de las instalaciones más eficientes de la compañía en todo el mundo, gracias a un nuevo proceso de montaje implantado en la línea de producción.

La fábrica cerrará 2015 con una producción de 400.000 unidades, lo que supondrá un aumento del 40 por ciento respecto a 2014. Desde 2011, la empresa ha instalado más de 900 nuevos robots en la planta de carrocerías y 34 dispositivos en la zona de montaje final.

Consulta aquí más noticias de Valencia.