Tres polígonos de bateas han reabierto para la extracción de mejillón en las rías de Vigo y Arousa, en concreto, son los de Vilagarcía A, así como Redondela B y C.

Así lo ha decretado el Instituto Tecnolóxico para o Control do Medio Mariño de Galicia (Intecmar) en las últimas horas debido a que ha remitido la presencia de las toxinas diarreicas, que son conocidas como lipofílicas.

Precisamente el de Vilagarcía A fue el último polígono que resistió a la marea roja y que tardó más en cerrarse en Galicia, pues no fue hasta el pasado 1 de mayo, cuando quedaron todas las bateas de la Comunidad, pero en poco más de dos semanas ha vuelto a reabrirse. Por su parte, los de Redondela B y C llevaban cerrados desde el mes de abril.

Así las cosas, junto con el de Sada 2, en la ría de Ares-Betanzos, ya son cuatro los polígonos de mejillón que se encuentran operativos en la Comunidad actualmente, aunque la gran mayoría de ellos siguen cerrados.

Por su parte, el Intecmar ha decretado el cierre de toda la ría de Ferrol para la extracción de moluscos infaunales, aquellos que viven enterrados en el ecosistema marino, como es el caso de especies como la almeja, el berberecho o la navaja. En concreto, la zona de Ferrol II ya se encontraba clausurada, pero ahora se une a este cierre Ferrol I.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.