La Guardia Civil ha puesto a disposición judicial en calidad de imputados sin que hayan sido detenidos a dos hombres, de 47 y 40 años de edad respectivamente, vecinos de Almuñécar y Ogíjares, como los presuntos autores de un delito relativo a la protección de la fauna al cazar de manera furtiva a una cabra montés en un coto de la Sierra Almijara de Otivar (Granada).

Los hechos sucedieron sobre las 9,45 horas cuando el guarda rural que vigilaba esa zona observó a un individuo con un rifle en la mano y poco después escuchó dos disparos después de los cuales volvió a ver al individuo con el arma en la mano y a otros dos hombres más subir a un vehículo todoterreno y abandonar la zona de manera precipitada.

El guarda rural inspeccionó la zona donde localizó un ejemplar macho de cabra montés abatido por un disparo por lo que llamó a la patrulla del Seprona de la Guardia Civil de Motril y denunció los disparos de un presunto cazador furtivo y la muerte del animal.

La Guardia Civil localizó el vehículo todoterreno e identificó a los dos imputados que reconocieron haber estado en el lugar de los hechos; las investigaciones, además, desvelaron que a los dos imputados los acompañaban otras tres personas: un vecino de Murcia que se dedica a organizar cacerías a nivel internacional, y dos ciudadanos rusos.

Los dos imputados han sido puestos a disposición del juzgado de guardia.

Consulta aquí más noticias de Granada.