La Guardia Civil ha imputado a un hombre por un presunto delito contra la seguridad vial cometido en el término municipal de Reíllo (Cuenca), tras sufrir un accidente de tráfico y alcanzar una tasa de 0,96 miligramos por litro en el posterior control de alcoholemia, una cifra que casi cuadriplica la tasa máxima permitida.

La Guardia Civil tuvo conocimiento que a la altura del kilómetro 466,2 de la carretera N-420, a la altura de Reíllo (Cuenca), se había producido un accidente, por lo que una patrulla del Destacamento de la Guardia Civil de Tráfico de Cuenca se trasladó al lugar de los hechos, según ha informado la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha en nota de prensa.

Una vez en el lugar de los hechos, los agentes comprobaron que en este accidente había un herido leve y daños materiales en el único vehículo implicado. Tras atender al herido, han realizaron una prueba de alcoholemia al conductor, que alcanzó un resultado de 0,96 miligramos por litro de alcohol en aire espirado.

Por este motivo, los agentes imputaron al conductor la comisión de un delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

La Guardia Civil ha recordado que la tasa máxima con la que se puede conducir un vehículo, con carácter general, está establecida en 0'25 miligramos por litro de alcohol en aire espirado.

Consulta aquí más noticias de Cuenca.