Castilla y León se ha propuesto alcanzar en los próximos años una producción de resina de 15.000 toneladas anuales y mil empleos en el sector, según ha señalado la consejera de Agricultura y Ganadería, Silvia Clemente.

La titular autonómica, quien ha asistido este miércoles en Coca (Segovia) a la Mesa Regional de la Resina, celebrada en la sede del Centro Europeo de Referencia de las Resinas Naturales, Bosques y sus Materias Primas Forestales, ha advertido del potencial de crecimiento que registra la Comunidad en este ámbito.

Ese potencial se refleja en el incremento de la producción entre 2011 y 2014, cuando esta ha pasado de 2.000 toneladas a más de 12.000, lo que supone que se ha multiplicado por seis. Además, actualmente en el sector trabajan 770 personas y la facturación supera los 12,5 millones de euros.

La Región es la mayor productora de resina de España, país este líder en Europa junto con Portugal y Grecia, según ha recordado Clemente, quien ha atribuido la buena coyuntura a que China, principal productora, ha dejado desde 2005 de producir en la misma medida tanto por razones socioeconómicas como por escasa atención hacia las políticas forestales.

Ello ha generado una "fuerte demanda" en el mercado y el consiguiente incremento de precio, que prácticamente ha llegado a triplicarse, desde los 1.000 dólares por tonelada hasta los 3.000.

En declaraciones a los medios, Clemente ha incidido en que el incremento de los empleos en Castilla y León ha tenido lugar en años de crisis, lo cual ha sido fruto de que las personas que se dedicaban a él no han abandonado. A día de hoy, según ha dicho, la situación permite una visión "optimista", siempre y cuando se empleen todas las medidas a disposición.

Al respecto, ha apuntado que tales medidas van dirigidas a una buena estructura, pues es "fundamental" que exista vinculación entre productores, transformadores y comercialización, como ocurre en el sector agrario. "Es un modelo que da muy buenos resultados cuando hay contratos entre las partes y se garantizan los precios y la calidad de la producción, por eso hay que traerlo al sector", ha considerado.

Junto a ello, ha destacado la importancia de la mecanización; la vinculación del trabajo selvícola de limpieza y prevención de incendios y la extracción de resina, así como las inversiones necesarias a través del Programa de Desarrollo Rural del que es titular la Consejería de Medio Ambiente.

La consejera ha manifestado que se puede aprovechar asimismo la línea específica de I+D+i que está disponible, teniendo en cuenta además la existencia de una estrategia europea de desarrollo de la industria química con la que se quiere potenciar las producciones limpias o 'verdes' como la resina frente a los derivados del petróleo.

En este sentido, ha precisado que la industria química necesita una resina natural y de calidad, que es la que producen los montes y pinares de Castilla y León, principalmente los de Segovia, puesto que en otras provincias se ha abandonado esta actividad por el envejecimiento de la población. En la provincia segoviana, como ha recordado, se ubican las dos principales industrias: Unión Resinera Española, con fábrica en Coca, y Resinas Naturales, con una planta en Cuéllar y otra en construcción.

El objetivo, según ha incidido, es alcanzar 15.000 toneladas de producción y un millar de empleo en los próximos ejercicios, para lo cual ha llamado a la unión de esfuerzos y a sacar provecho de las medidas fiscales adoptadas, que son "favorables" para que los trabajadores obtengan mayor rendimiento. "Creo que la conjunción de todo el esfuerzo puede conducir a que este sector sea un yacimiento de empleo en el medio rural", ha apostillado.

Clemente ha apuntado que el sector se podrá también beneficiar de ADE Rural, un capítulo al que la Junta quiere dar impulso en la próxima legislatura, a través del cual habrá acceso a líneas de financiación para emprendedores y modelos empresariales en los que también tienen cabida los resineros.

La Mesa Regional de la Resina de Castilla y León, constituida en marzo de 2011, es el órgano de participación sectorial que aúna todos los agentes del sector productor de resinas naturales en la Comunidad: propietarios forestales, trabajadores resineros, industriales de primera y segunda transformación, centros de investigación y Gobierno autonómico.

Consulta aquí más noticias de Segovia.