La empresa de productos y artículos de confitería Migueláñez, fundada por el segoviano Onésimo Migueláñez y con 30.000 puntos de venta en todo el país, prevé, aunque "sin prisa", comenzar su expansión a nivel internacional. Además, continuará con el lanzamiento de productos de calidad, innovadores y para todos los segmentos de la población, siempre garantizando la excelencia.

El nacimiento de esta compañía, que emplea en la actualidad a 325 personas en 14 delegaciones, se remonta a 1980, cuando su impulsor alcanzó un acuerdo firme con una empresa catalana para la distribución de caramelos. En ese momento, en pleno centro de la capital madrileña, Onésimo Migueláñez montó el primer 'Cash&Carry' de productos de confitería en España.

Tras una etapa de dificultades por la crisis de comienzos de los 90, en la que la firma llegó a cerrar casi todas las delegaciones y perdió trabajadores hasta quedar con 48, el negocio consiguió salir a flote. En 1994 cogió las riendas del mismo el primogénito de la familia, Mario Migueláñez, experto en Ciencias Empresariales, Recursos Humanos y Marketing, quien en 2007 recibió el Premio al Relevo Generacional concedido por la Asociación de Jóvenes Empresarios de Madrid.

Por su parte, Onésimo Migueláñez cuenta entre otros con el Premio a la labor empresarial de la Confederación de Empresarios de Comercio Minorista, Autónomos y de Servicios de la Comunidad de Madrid (Cecoma). En mayo de 2011 fue nombrado 'Segoviano del Año' por parte del Hogar Centro Castellanoleonés de Barcelona y en octubre de 2014 el Centro Segoviano de Madrid le premió como 'Segoviano ejemplar'.

El pasado 18 de marzo de 2015 le fue otorgado el premio Corazón Solidario en el VI Simposio de Prevención en el Fútbol y en el Deporte y el 19 de junio, este empresario, miembro fundador de la Asociación de Empresarios Segovianos en el Exterior, recibirá la distinción de la Federación Empresarial Segoviana al Segoviano de Mayor Proyección Empresarial en el Exterior.

El galardón de la FES, según indica esta agrupación en un comunicado, pretende premiar el trabajo de los empresarios y directivos segovianos que alcancen mayor repercusión en el ámbito regional, nacional y/o internacional, por su actividad continuada o por proyectos concretos. Para concederlo, se valoran aspectos como responsabilidad social y medioambiental, prevención de riesgos, calidad, internacionalización, recursos humanos o mejoras de la producción.

Consulta aquí más noticias de Segovia.