La Federación de Caza de Castilla-La Mancha y la Asociación de Propietarios Rurales para la Gestión Cinegética y Conservación del Medio Ambiente (APROCA) han asegurado que ha quedado demostrada la "inocuidad" del control de predadores para el lince ibérico en Castilla-La Mancha.

Ante la reciente liberación de un lince capturado en un lazo homologado, en una finca de la provincia de Albacete, el sector cinegético ha asegurado, en un comunicado, que este hecho "pone en valor la importancia de la colaboración de la propiedad privada y los cotos de caza para el futuro de todas las especies silvestres".

"Que el lince liberado se encuentre en perfecto estado, debe concluir que los métodos de control de predadores homologados en Castilla-La Mancha, son absolutamente inocuos para todas las especies, cinegéticas y no cinegéticas", han defendido.

De este modo han reaccionado a las críticas de los ecologistas, asegurando que ha quedado demostrado de nuevo "su radicalismo y que, ahora, después de demostrar la inocuidad del control de predadores, se han quedado sin argumentos para seguir pidiendo la prohibición de estos métodos".

Aproca y la Federación de Caza "no dudan de que existen organizaciones que hubieran deseado un final trágico para Llera para argumentar así sus tesis radicales", sin embargo, han dicho, "ha quedado demostrado que el trampeo con métodos de control homologados no supone peligro para el futuro del lince ibérico".