El candidato del Partido Aragonés (PAR) a la Presidencia de Aragón, Arturo Aliaga, se ha comprometido este miércoles, 20 de mayo, a desarrollar un nuevo plan de equipamiento comercial en la Comunidad en los próximos cuatro con el objetivo "fortalecer" al sector y "ganar competitividad de cara al futuro".

Aliaga ha explicado sus propuestas en este ámbito en la calle Alfonso de Zaragoza, donde ha visitado después el establecimiento centenario Bellostas, acompañado de responsables de la Federación de Empresarios de Comercio y Servicios de Zaragoza y Provincia.

El candidato, y actualmente consejero de Industria e Innovación del Ejecutivo aragonés, ha manifestado que "hay un sentimiento muy especial del trabajo que he venido haciendo estos años con el pequeño comercio, zaragozano y aragonés".

Además, "recientemente, hemos aprobado una ley del comercio, que fija "el marco donde se van a desarrollar las relaciones entre la Administración, los comerciantes y todo este sector, que es clave, crea empleo y sujeta la población en el territorio" y que también forma parte de la cultura de las ciudades mediterráneas, como es Zaragoza, ha apuntado.

Aliaga ha señalado que el plan recoge "propuestas muy concretas" y supone un "programa ambicioso", pero ha enfatizado que siempre se hará "en colaboración con el sector", "bajo el paraguas del diálogo" y del "equilibrio" y "teniendo en cuenta la conciliación de la vida familiar y laboral" y "los gustos de los consumidores".

El candidato ha comentado, igualmente, que es preciso "pactar con el sector los días festivos de apertura" y tener una "especial atención al pequeño comercio, que es nuestro comercio de proximidad".

PROPUESTAS

Aliaga ha expuesto que en este ámbito hay que "seguir trabajando en los estímulos al consumo" y si ya " hemos hecho planes Renove de electrodomésticos, debemos seguir avanzando en las medidas que sea posible pactar con el sector" en este sentido.

El candidato ha defendido "mantener el equilibrio que hemos conseguido con los once días de apertura", para los que se logró un acuerdo con el sector, y su voluntad es conservarlo, así como que permanezca la zona de afluencia turística establecida en Zaragoza, "en la que estamos" y que "también se negoció con el sector y con el Ayuntamiento de Zaragoza".

Al respecto, ha manifestado que propicia la libertad de apertura para que el comercio "se pueda beneficiar de los turistas que vienen a esta zona" de la ciudad.

Otras apuestas del PAR son seguir apoyando el asociacionismo comercial, que realiza una labor "clave de información y ayuda al pequeño comercio" y fomentar el urbanismo comercial, de forma que "en el centro de las ciudades, el mobiliario urbano, la decoración, las farolas" tienen que ser un entorno "acogedor al comercio".

Aliaga ha sostenido, igualmente, que "hay que fortalecer el comercio independiente", que debe "seguir existiendo en nuestras ciudades, en Zaragoza, Huesca y Teruel".

También ha mencionado los multiservicios rurales para núcleos que han perdido el comercio, "que son pequeños establecimientos que ofertan todo tipo de servicios", tanto a los residentes en la zona, como a los turistas, zonas donde habitualmente "la población está envejecida" y es oportuno que "tengan un punto de atención comercial".

Aliaga se ha referido, además, a los comercios especiales que ofertan productos demandados por la población inmigrante, así como a la incorporación de las Tecnologías de la Comunidad y la Información (TIC) y a la búsqueda de centrales de compra conjuntas.

Grandes superficies

El candidato del PAR se ha pronunciado sobre la convivencia entre pequeños comercios y grandes superficies, para sostener que "no podemos poner puertas al monte", pero hay que trabajar "con esa sensibilidad de encontrar siempre puntos de acuerdo" entre la gran distribución y el pequeño comercio, algo que "en Aragón hemos conseguido con diálogo".

Aliaga ha esgrimido que, "al final, es el consumidor el que elige el formato" y "los hábitos de compra y consumo han cambiado", además de que "hay directivas europeas que marcan libertad total de horarios", si bien, a su entender, "hay condiciones sociales, medioambientales, de organización y ordenación del urbanismo" que otorgan a la Comunidad "la competencia de ordenar la implantación de grandes superficies, siempre en equilibrio con el pequeño comercio y de proximidad".

También ha incidido en que es preciso "tener en cuenta la conciliación de la vida familiar y laboral como piden los sindicatos" y "la comunicación continua entre el comercio, los sindicatos, las empresas y los municipios, que tienen mucho que decir, porque si fortalecemos el comercio en Zaragoza va en detrimento del de otras localidades".

Consulta aquí más noticias de Zaragoza.