Cuatro de los nueve heridos que este martes fueron trasladado al Hospital General de Ciudad Real tras el accidente de tráfico de Luciana (Ciudad Real), en el que han fallecieron dos trabajadores de Geacam, permanecen aún ingresados, dos de ellos en estado grave.

Así lo han confirmado fuentes del centro hospitalario a Europa Press, quienes han explicado que el más grave de ellos, es un trabajador de Geacam intervenido en la tarde de este martes de un traumatismo craneoencefálico severo con hemorragia. También presenta politraumatismos de diversa consideración. Tras la operación evoluciona favorablemente aunque permanece en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Otro de los heridos graves, también trabajador de Geacam, fue intervenido en la tarde del martes por el equipo de neurocirugía. Se encuentra estable y consciente y evoluciona favorable. Fuentes hospitalarias han apuntado que será trasladado a planta.

También permanece en observación con traumatismo torácico leve otro de los trabajadores accidentados. Este podría recibir el alta en las próximas horas.

Mientras, el conductor del camión que provocó el accidente, en el que fallecieron otros dos trabajadores de extinción de incendios que regresaban a casa después de trabajar, continúa en planta con heridas de carácter leve.

El siniestro se produjo a las 14.28 horas de este martes en el término municipal de Luciana, a la altura del kilómetro 258 de la N-430, cuando un camión que transportaba suero colisionó con dos todoterrenos, en los que viajaban los trabajadores de Geacam.

Uno de los compañeros de los accidentados, Francisco Javier Torriza, detalló que el siniestro ocurrió cuando el camión cisterna que circulaba en sentido contrario se echó encima de los dos coches, aplastando al primero de ellos, donde iban los dos trabajadores que finalmente fallecieron.