Polina Gagarina, representando a Rusia, actuando en el festival Eurovisión 2015.
Polina Gagarina, representando a Rusia, durante su actuación en el festival Eurovisión 2015. GEORG HOCHMUTH/EFE

La primera semifinal del 60 festival de Eurovisión, celebrada este martes en Viena, terminó con la sorprendente eliminación del grupo finlandés de punk PKN, aunque con la esperada clasificación de otros favoritos como Rusia y Estonia.

La estrella rusa Polina Gagarina tuvo sin duda la actuación más llamativa y espectacular de la noche, y se clasificó sin problemas con la canción A Million Voices. A diferencia del año pasado en Copenhague, la representante rusa en este festival no fue abucheada esta noche por el público por la crisis en torno a Ucrania.

Los grandes ausentes en la final del sábado serán los finlandeses del grupo punk PKN, formado por cuatro músicos con discapacidad intelectual.

También se clasificaron sin problemas el dúo estonio formado por Elina Born y Stig Rästa, con Goodby To Yesterday y el belga Loic Nottet, con Rhythm Inside, ambos entre los primeros doce favoritos en las quinielas.

Eso sí, los grandes ausentes en la final del sábado serán los finlandeses del grupo punk Pertti Kurikan Nimipäivät (PKN), formado por cuatro músicos con discapacidad intelectual. Los escandinavos, cuya canción Aina Mun Pitää es la más corta en la historia del festival con solo 1:40 minutos, estaban hasta este martes entre los primeros seis favoritos en las casas de apuestas.

Fuera quedaron este martes, aparte de Finlandia, Bielorrusia, Dinamarca, Moldavia, así como Holanda y Macedonia.

Segunda semifinal, el jueves con los "cinco grandes"

Por otra parte, se clasificaron también para la final la albanesa Elhaida Dani, con I'm Alive, la griega Maria Elena Eyriakou con One Last Breath, y la húngara Boogie con Ears for Nothing.

Lo mismo logró el grupo armenio Genealogy, formado por seis cantantes de origen armenio de cinco continentes, con Face the Shadow, una canción que hace alusión al genocidio armenio en el Imperio Otomano, cuyo centenario se conmemora este año.

Asimismo, superó el corte la opulenta y explosiva serbia Bojana Stamenov, con Beauty Never Lies, y el grupo rumano Voltaj, con su canción De la Capat que relata el destino de millones de niños que crecen en Rumanía sin sus padres que emigran a otros países para trabajar. La georgiana Nina Sublatti tampoco defraudó las expectativas y se metió en la final del domingo.

Allí, aparte de los diez clasificados de hoy se enfrentarán los diez ganadores de la segunda semifinal del jueves, los "cinco grandes" (Alemania, Francia, Italia, España y Reino Unido), y el anfitrión Austria y el invitado Australia.

El próximo jueves se celebra la segunda semifinal, en la que aparecerá el gran favorito según todos los pronósticos, el sueco Mans Zelmerlow, pero también el azerbaiyano Elnur Huseynov, séptimo en las quinielas.