Los candidato del PP y del PSPV a la Presidencia de la Generalitat, Alberto Fabra y Ximo Puig, respectivamente, han mantenido este lunes un debate cara a cara durante más de una hora y con varios bloques temáticos. Durante este encuentro, Fabra ha ofrecido a los electores y proyecto de estabilidad y crecimiento, mientras que Puig le ha reprochado la corrupción en las filas 'populares' y ha apostado por gestionar un gobierno que cuente "con los mejores y los más preparados".

En un debate televisado en Televisión Mediterráneo (TVM), ambos candidatos han tratado en exposiciones, réplicas y contrarréplicas varios temas que han ido desde las políticas de empleo, la regeneración política, sanidad, fiscalidad, educación, cultura o señas de identidad, entre otras. El candidato del PP se ha manejado con un discurso en castellano, mientras que Puig ha intercalado el castellano y el valenciano.

Al inicio del debate y en el espacio de presentación, Fabra ha valorado el "duro trabajo" de esta legislatura del PP en el Consell para "cambiar la Comunitat". "No han sido años fáciles" y por eso ahora "es necesario generar estabilidad y seguridad para no echar por la borda lo construido". En las conclusiones, Fabra defendido que el PP el "ha hecho un reciclaje y ha pedido perdón" por los casos de corrupción.

Por su parte, Puig ha iniciado su intervención lamentado que el debate no se haya producido en Canal Nou porque "Fabra decidió cerrarla" y por ello ha prometido reabrirla. El siguiente dardo que ha lanzado en este turno ha sido para lamentar que los valencianos "tengamos que bajar la cabeza por la corrupción" y ha propuesto una auditoría ética "para que no vuelva a haber un gobierno corrupto" y pedir la "devolución del dinero robado". La Comunitat "necesita un nuevo tiempo", ha zanjado.

Con motivo de una nueva Radiotelevisión Valenciana, Fabra ha insistido en que Puig dijera con cuántos trabajadores piensa contar para ese nuevo ente ya que le ha reprochado los "compromisos" que se ha creado. En este apartado de peticiones y cuestiones no contestadas, Puig he instado a Fabra a pedir perdón a las víctimas del metro.

Regeneración política

De esta manera En el punto referido a la regeneración política, Puig ha advertido de que en la Comunitat se ha dado el 'caso PP' por ello los 'populares' deben pasar a la corrupción y adoptar medidas concretas como las primarias o incorporando independientes a las listas, "prohibiendo los sobresueldos como los del PP las Corts", ha dicho. Además, ha acusado a Fabra de actuar "cuando no ha tenido más remedio" y ha preguntado "cuándo van a devolver el dinero robado".

En este sentido, Fabra ha defendido que nadie ha sido "tan severo" con la corrupción como él y que no le ha "temblado el pulso" para quitar a los imputados. Al PSPV, en cambio, "sólo le interesa ensuciar la imagen de la Comunitat".

Señas de identidad

En el apartado de señas de identidad, Fabra ha criticado la posición en contra del PSPV de la "ley de Señas de Identidad" que define cómo hemos sido hasta ahora y cómo queremos ser". Según el candidato del PP, Puig defiende un posicionamiento "más hacia el norte" y le ha acusado de "buscar el conflicto". En el PP "queremos defender lo nuestro", ha agregado.

Puig, por su parte le ha reprochado a Fabra que pretenda defender las señas de identidad sin hablar en valenciano, siquiera en este punto y le ha acusado de "utilizar la bandera para enfrentar a los ciudadanos". El PSPV defiende a los valencianos "defendiendo, por ejemplo las cajas", ya que el Consell "ha dejado que la CAM esté en manos de bancos catalanes", ha indicado.

En materia de empleo, Puig ha criticado que el PP ha incumplido su programa ya que desde que Fabra es presidente se han perdido 74.000 empleos, ha dicho. Frente a esto, ha propuesto como ejemplo una agencia de la innovación. Por su parte, Fabra, ha prometido la creación de 400.000 puestos de empleo en cuatro años porque el PP "ha cambiado el escenario" de la crisis.

En el apartado de economía, fiscalidad y deuda, Fabra ha apostado por la bajada de impuestos, mientras que Puig le ha reprochado que los valencianos han perdido renta per cápita, "desmontando el mito de que la derecha gestiona bien la economía".

Consulta aquí más noticias de Valencia.