Matrimonio religioso
Imagen de archivo de la celebración de un matrimonio. ARCHIVO

El matrimonio entre una joven de 17 años y un jefe de policía ya casado de 46 años en la república de Chechenia ha desatado un escándalo en Rusia, donde la poligamia está prohibida por ley.

Pese a las críticas de los defensores de los derechos humanos, la boda tuvo lugar el sábado en Grozni, capital de la república, con el beneplácito del líder chechén, Ramzan Kadirov, quien incluso bailó con la novia.

El funcionario que presidió la ceremonia civil tuvo que preguntar tres veces a la joven antes de que ella respondiera afirmativamenteSegún informan este domingo medios locales, el funcionario que presidió la ceremonia civil tuvo que preguntar tres veces a la joven antes de que ella respondiera afirmativamente.

El periódico independiente Novaya Gazeta denunció hace semanas que la familia fue amenazada con represalias si su hija Luisa Goilabiyeva, que cumplió 17 años el 1 de mayo, rechazaba la propuesta de Nazhud Guchigov.

La reportera del rotativo Yelena Milashina, quien fue recibida en su momento por la primera dama estadounidense Michelle Obama, tuvo que abandonar Chechenia tras recibir amenazas por escribir un artículo en el que denunciaba que la joven estaba siendo obligada a casarse contra su voluntad.

Debate sobre la poligamia

"Tengo la impresión de que Chechenia vive en su propio terreno legal. El matrimonio es una decisión adoptada voluntariamente por las dos partes. Es evidente que este no es el caso", denunció la conocida activista Svetlana Gannushkina.

A lo que añadió: "¿El hombre no ha roto con su primera mujer? ¿El marido tiene esposa? Entonces, esto no sólo es un matrimonio con una menor de edad".

Los padres dieron su bendición y el amor no sabe de edadEn cambio, Kadirov, amigo personal del novio, defendió el enlace al asegurar que "los padres dieron su bendición" y "el amor no sabe de edad", al tiempo que lanzó críticas por desatar un escándalo.

Kadirov es un conocido defensor de la poligamia y ha animado a muchos hombres chechenes a contraer matrimonio más de una vez, aduciendo que en la república hay muchas más mujeres que varones, debido a las dos guerras libradas tras la caída de la URSS.

"Lo haremos todo en estricta consonancia con el Islam y la legislación rusa, aunque en nuestras tradiciones no figura acudir al registro matrimonial", dijo Kadirov, quien cuenta con el respaldo del presidente ruso, Vladimir Putin.

Bodas de menores

El matrimonio contó sorprendentemente con el apoyo del Defensor del Niño, Pavel Astajov, quien reconoció que la ley federal prohíbe las bodas a menores de 18 años, pero matizó que las regiones pueden introducir excepciones a la regla.

Por ejemplo, indicó que en la región de Bashkiria la edad mínima son 14 años y en la de Moscú son 16, tras lo que resaltó que en el Cáucaso la madurez sexual llega antes que en otras zonas del país.

La prensa rusa criticó el hecho de que las autoridades hagan tanto énfasis en defender la institución familiar tradicional y prohíban la propaganda homosexual y las adopciones por parte de homosexuales y permitan un matrimonio entre un hombre casado y una menor de edad.