El candidato del PSIB-PSOE a la presidencia del Consell de Mallorca, Francesc Miralles, ha asegurado este domingo que lo primero que hará si llega a la institución insular será detener la importación de basuras desde Europa.

Así lo ha prometido durante un acto de campaña en Alcúdia, donde ha apuntado que "Alcudia dejará de ser la puerta de entrada del estiércol europeo porque lo primero que haremos será pararlo".

En este sentido, Miralles ha comprometido a revisar el contrato del servicio de tratamiento de residuos con Tirme, "para no tener que subir la tarifa de residuos a los mallorquines".

Además, el candidato socialista ha criticado el "mensaje contradictorio" que da el Consell de Mallorca: "No puede ser que por un lado seamos una tierra puntera en reciclaje y reutilización de residuos y por la otra llevemos todo el estiércol de media Europa a quemar aquí".

Finalmente, Miralles ha insistido en que la importación de basuras "no da buena imagen turística" y en este sentido, ha apostado por un nuevo modelo turístico "que apueste por la cultura y el patrimonio y no se base en el todo incluido porque mata a toda la oferta complementaria ".

En el acto también ha participado el candidato socialista a la alcaldía de Alcúdia, Pere Malondra, quien ha sostenido que "debemos tener uno de los ayuntamientos de Mallorca con más dinero en los bancos, 37 millones de euros, fruto de no hacer nada en cuatro años".

Un superávit que supone "dinero que no se está invirtiendo en servicios sociales, educación o sanidad porque están guardados en los bancos", según Malondra.

Por ello, el candidato socialista ha defendido que "es imprescindible que la administración pública esté al lado de los que más lo necesitan para que una sociedad funcione".