El candidato de EUPV a la Presidencia de la Generalitat Valenciana, Ignacio Blanco, ha lamentado "los trajes de Camps —en referencia al caso Gürtel—, el caloret de Rita o los billetes de Alfonso Rus" y ha apostado por recuperar la autoestima como pueblo, por recuperar los derechos y la protección social para los que sufren la crisis. "Anem a fer-ho (Vamos a hacerlo)", ha proclamado.

Blanco se ha pronunciado así durante su intervención en el mitin de EUPV en Valencia, en el que ha estado arropado por centenares de personas y compañeros de partido, entre otros por el candidato de Izquierda Unida al Gobierno, Alberto Garzón; el cabeza de lista por Castellón, Jesús Monleón; la de Alicante, Esther López Barceló; el de Valencia, Amadeu Sanchis; y la coordinadora de EUPV, Marga Sanz.

Durante el acto, que se ha prolongado algo más de dos horas, se han podido escuchar frases como 'Sí se puede', 'España, mañana, será republicana' y 'Es temps d'esquerres', y se han difundido algunos vídeos con las propuestas de EUPV para las próximas elecciones autonómicas y locales. También ha tenido que interrumpirse al inicio durante unos cinco minutos porque se ha ido la luz. En ese momento, los asistentes han coreado: 'Sí se puede'.

Así mismo, se ha homenajeado a una mujer de 102 años, Alejandra Soler, "por haber sido una camarada que luchó por la República para acabar con el oscurantismo, con la incultura. Que corría por delante de Primo de Rivera y luchó desde el exilio por la democracia en el país y la libertad". "Te queremos porque eres nuestra historia encarnada en rebeldía, por ser una mujer luchadora, republicana y porque, a pesar de todo, sigues siendo comunista", le ha indicado Sanz.

Ignacio Blanco ha comenzado su intervención asegurando que "hoy se respira cambio, un cambio de izquierdas", y ha señalado que éste es "necesario" por "higiene democrática", para "poner fin a 20 años de régimen de corrupción masiva, de recortes, de privatizaciones, de un gobierno incompetente". "Vamos —ha agregado— a poner final al régimen del PP, del partido podrido de corrupción", ha repetido en varios momentos.

En este punto se ha referido a algunos casos de supuesta corrupción como la Fórmula 1 o el conocido como caso Imelsa. Sobre este último, tras recordar que se abrió ante la denuncia interpuesta por su partido, ha indicado que "no es el caso Imelsa, de la Diputación o de Rus. Es el caso del PPCV".

"En las grabaciones —algunas de las cuales se han hecho públicas y están incorporadas a un procedimiento judicial— se habla de Alejandro, de Vicente, de Víctor, del tuerto, del presidente o de la jefa. Y podemos poner apellidos a todas estas personas. Son los más altos dirigentes del PP durante una etapa de despilfarro", ha asegurado. Así, ha indicado que el presidente de la Generalitat y candidato del PPCV, Alberto Fabra, "no está seguro de la gente que lleva en la lista, o de sí mismo, porque tiene un partido podrido".

En esta línea, ha asegurado que su partido no representa a políticos corruptos, "a Rus, a Camps, Fabra o Rita, sino a las víctimas del gobierno de ladrones", y ha agregado: "Nos quitan más que dinero, se han llevado mucho dinero" y ha empezado a contar, con el apoyo de los asistentes: "1.000, 2.000, 3.000...", así hasta los 12.000, en el que la gente ha contestado: "dos milions de peles", tal y como supuestamente se escucha a Rus en unas grabaciones del caso Imelsa.

Ser "determinante"

A parte del dinero, ha lamentado, el PP "ha quitado los derechos y la autoestima como pueblo". Ante ello, se ha comprometido a ser determinante para conseguir el cambio: "Vamos a ser determinantes para evitar el régimen de corrupción masiva, para aplicar la transparencia, la participación y el control de los representantes públicos con limitación de salarios, incompatibilidad de cargos o incapacitación de los que incumplen los programas", ha aseverado.

También se ha comprometido a ser determinante "para recuperar la política de centro que se acuerde de las víctimas del accidente de metro de Valencia", y para hacer un plan de choque contra la pobreza y la exclusión social, con la derogación de los copagos "que se han impuesto de forma injusta a las personas dependientes y con discapacidad".

En esta línea, ha apostado por el cambio del modelo productivo, la política territorial y por ser una "garantía" de un País Valencià "sin incendios, sin nucleares y sin destrucción urbanística". "Vamos a ser la garantía de una enseñanza pública, en valenciano, basada en el rigor científico y no en enseñanzas religiosas", ha dicho, al tiempo que ha agregado que serán determinantes en un cambio de política sanitaria "con una garantía de sanidad universal, sin apartheids".

Así mismo, ha abogado por hacer política en favor de la cultura, "y no como el PP, que la ha ataco y destrozado. Vamos a apoyar el patrimonio, la creación artística y a defender nuestra lengua, principal seña de identidad". A su entender, "hay que juntar fuerzas, conseguir una suma de izquierdas". "Vamos a apretar los dientes para hablar con todos, para explicar nuestras alternativas. Vamos a hacer una campaña boca a boca, casa a casa, pueblo a pueblo, comarca a comarca para cambiar el País Valencià", ha subrayado.

"corrupción en el ayuntamiento"

Por su parte, Amadeu Sanchis ha lamentado que la corrupción "haya entrado también en el Ayuntamiento de Valencia" y que el modelo del PP "sea privatizar para corromper las instituciones, robarnos nuestros derechos". Frente a ello, ha abogado por llegar a gobernar y abrir las puertas del consistorio "para que entre el pueblo". "Se ha acabado la época del ordeno y mando. Esto es tiempo pasado. Ahora toca un tiempo de izquierdas", ha aseverado.

Por otro lado, Esther López Barceló ha resaltado que su partido ha hecho un programa "para concretar sueños y no renunciar a ser de izquierdas, a nuestros valores y nuestros principios". También ha subrayado que "los que dan miedo son los del PP, que han estado robando en instituciones, desmantelando la educación y la sanidad pública. Nuestro programa va a hacer que el miedo cambie de bando", ha destacado. También ha dicho que no piensan ser "cómplices del silencio nunca más", y que lo primero que harán cuando lleguen al gobierno será presentar una ley por la recuperación de la memoria histórica, "porque no vamos a ser cómplices del desprecio a la libertad", ha apostillado.

En esta línea, Jesús Monleón ha lamentado "los 20 años de gobierno del PP, de incompetencia y de insostenibilidad". "Ya no se escuchan las risas de los niños. Queremos un país de todos. Y estamos orgullosos de pertenecer a unan organización que valora a las personas por su compromiso, por su trabajo y no por su procedencia".

Consulta aquí más noticias de Valencia.