Unas 50 personas se han concentrado la mañana de este domingo en la Avenida Antonio Maura para protestar contra la cesión de activos y pasivos en el consorcio Aprop y pedir que se detenga el proceso.

El consorcio presta servicios a discapacitados psíquicos y personas con problemas de conducta y los trabajadores, apoyados por UGT y CGT, llevan tiempo organizando concentraciones contra el Govern para protestar pidiendo que el consorcio sea 100% público.

Según ha manifestado durante la concentración el secretario del comité de Empresa, Sergio Ferran, en declaraciones recogidas por Europa Press, la labor de Aprop "es un deber que tiene el Estado" con los discapacitados y lo están "haciendo más privado si cabe".

"No puede haber trabajadores de segunda en una misma empresa atendiendo a los mismos usuarios, ya que la intencion es que las nuevas incorporaciones cobren un 25% menos para siempre", ha mantenido.

Por ello, en nombre de los trabajadores, Ferran ha asegurado que se sienten "engañados" ya que "a finales de 2013 se inició por parte de la empresa un proceso de modificación sustancial de condiciones de trabajo mediante el que se rompía un acuerdo de empresa bajo el pretexto de un déficit presupuestario", pero "ahora sabemos que estas modificación era nada más y nada menos que el primer paso de esta cesión de activos y pasivos ya que lo único que se hizo fue converger nuestras condiciones laborales con las de Amadip Esment".

Además, los trabajadores han denunciado que "aunque la Conselleria ha dicho que los usuarios de Son Tugores y Son Llebre tienen unas necesidades especiales dentro del sector y por eso se va a concertar con Amadip un precio plaza suficiente, este valor diferencial no se va a ver reflejado en nuestras condiciones laborales".

Por ello, han criticado que con esto se precarizarán las condiciones laborales "jugando con la ventaja de tener el mercado laboral a su favor".

"En discapacidad cuando las cosas van mal se recorta, pero cuando van bien nadie se acuerda de nosotros", han concluido.