El presidente de Extremadura y candidato del PP a la reelección, José Antonio Monago, se ha comprometido a luchar en la siguiente legislatura, si vuelve a gobernar, y junto al resto de administraciones, a "luchar sin cuartel" contra lo que considera que es la principal amenaza para las 20.000 familias y 2.000 productores de este cultivo en la región, y que no es otra cosa que el contrabando de cajetillas.

Monago ha defendido la gestión realizada por su ejecutivo en los cuatro años de gobierno para un sector que considera "estratégico" para la comunidad, especialmente en la comarca de Campo Arañuelo, donde se cultiva el 93 por ciento del tabaco de todo el país, y que "genera vida y empleo" en el ámbito rural.

El candidato 'popular', de campaña electoral este domingo en Santa María de las Lomas, una pedanía de Talayuela (Cáceres), ha señalado que ha mantenido una "lucha muy intensa" contra la directiva del tabaco en Bruselas, logrando así que su resultado definitivo, aunque no es del todo de su agrado, haya sido menos "dañino" de lo que hubiera sido de aprobarse la propuesta inicial, que hubiera dejado al sector en "peligro de extinción".

De esta forma, ha defendido que en estos cuatro años se ha dado "estabilidad" al garantizar la compra de tabaco en los próximos años por parte de las multinacionales, con las que han mantenido reuniones para alcanzar contratos plurianuales.

Monago ha señalado que si logra de nuevo el apoyo de los ciudadanos para gobernar, seguirá defendiendo a este cultivo "sin ningún disimulo" a nivel regional, nacional y europeo, y que asimismo emprenderá una lucha contra la que considera la principal amenaza para las familias que viven del sector, que es el contrabando de tabaco.

Renta agraria

El presidente extremeño ha aprovechado este acto de campaña enmarcado en las celebraciones de San Isidro para defender nuevamente su apuesta por una Extremadura que "tiene que seguir siendo campo", pero un "campo del siglo XXI", que innove y pueda encarar "los retos de presente y de futuro", y dentro de un una sociedad cada vez más "globalizada" y "competitiva".

Asimismo, ha remarcado el trabajo que su ejecutivo ha desempeñado en defensa del sector primario, a través de la "lucha" en Madrid, en Bruselas y allí donde haya tenido que "defender el interés de los agricultores y ganaderos extremeños".

Monago ha dicho que esto no son solo palabras, sino que hay "hechos" que lo demuestran, como es la "consolidación de la renta agraria hasta 2020", gracias a que se ha realizado una "buena negociación", en la que ha permitido, entre otras cosas, "desterrar" una propuesta del anterior gobierno socialista, ha dicho, en referencia a la tarifa plana de 100 euros por hectárea para cualquier cultivo.

Asimismo, ha señalado que se ha "consolidado" un presupuesto de casi 900 millones de euros para la agricultura extremeña en el presente programa operativo (2014-2020), que son 110 millones de euros más, según Monago, que los contemplados en el anterior presupuesto europeo en el anterior programa, acordado por el anterior ejecutivo socialista en 2007.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.