La campaña de seguridad de la Dirección General de Industria, Energía y Minas, adscrita a la Consejería de Industria, Turismo, Empresa e Innovación, prevé la inspección de unos 1.000 establecimientos e instalaciones industriales de la Región durante este año.

El director general, Alfonso García, explicó que esta acción tiene como objetivo "garantizar el correcto funcionamiento del sistema de seguridad industrial, tanto en las instalaciones como en los productos, para prevenir y limitar riesgos que puedan generar daños a personas y el medio ambiente".

En concreto, dentro del programa de inspección metrológica de surtidores en estaciones de servicio, está prevista la revisión de 100 establecimientos, donde se controlarán los parámetros de medida de los surtidores y se llevarán a cabo pruebas de estanqueidad. Además, se controlarán las gasolinas, gasóleos y fuelóleos. Para ello se realizarán 20 intervenciones y 50 análisis de productos.

El almacenamiento de fitosanitarios también será objeto de revisiones. Se inspeccionarán diez centros y se controlará especialmente la seguridad de las instalaciones donde se almacenan productos químicos.

Además, se contempla la inspección de cuatro centros donde se almacenan sustancias peligrosas y el control de la utilización de gases fluorados en 30 instalaciones, según han informado fuentes del Gobierno regional en un comunicado.

Equipos de medida de energía

García señaló que "en esta campaña hemos ampliado y reforzado las inspecciones en sectores vinculados a las nuevas aplicaciones tecnológicas, sobre todo en lo referente a equipos de medida de energía. También se ha puesto el acento en las nuevas obligaciones reglamentarias de carácter medioambiental en el área industrial".

En este sentido, la campaña también incluye un programa de atención a las irregularidades en los equipos de medida eléctricos, con unas 200 actuaciones de inspección.

Dentro del programa de control de instalaciones de seguridad industrial en locales de concurrencia de público, se visitarán 15 establecimientos tales como hipermercados, bancos, estaciones de autobuses y gimnasios, donde se comprobarán los equipos eléctricos de alta y baja tensión, instalaciones de climatización, los combustibles líquidos y gaseosos y la protección contra incendios.

También, se verificará la seguridad en seis centros de almacenamiento de gas licuado de petróleo (GLP) y se controlarán diferentes equipos de medida, como básculas de gran tonelaje y balanzas y básculas de pequeño tonelaje. Asimismo, los productos envasados y las industrias que lo realizan también serán objeto de revisión.

Por otro lado, se llevarán a cabo unas 260 actuaciones de inspección para atender las comunicaciones y demandas relacionadas con la seguridad industrial trasladadas por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y por las organizaciones y asociaciones profesionales.

Simplificación administrativa

El director general de Industria se refirió, asimismo, al proceso de simplificación administrativa que se ha llevado a cabo en los últimos años en la Región, mediante el cual se ha sustituido la autorización administrativa por la declaración responsable a la hora de poner en marcha un negocio.

En este sentido, recordó que "este avance en el proceso de creación de una empresa también se ha trasladado al sector industrial, en concreto, a las empresas instaladoras y de conservación".

"En la Consejería hemos tenido en cuenta esta nueva situación administrativa, por lo que en esta campaña de inspecciones a industrias, instalaciones y establecimientos sujetos a seguridad industrial nos permitirá realizar un detallado análisis de la documentación de los expedientes tramitados para el inicio de la actividad, además de proceder a las inspección de estos lugares y comprobar el nivel de seguridad y el cumplimiento de todas las exigencias reglamentarias", concluyó.

Consulta aquí más noticias de Murcia.