Mijas Pueblo (Málaga), que ostenta la declaración de Conjunto Histórico-Artístico desde 1969, sigue en su carrera para ser declarado por la Unesco Patrimonio Mundial de la Humanidad. Al menos, éste continúa siendo el objetivo del alcalde y candidato del PP a la reelección, Ángel Nozal, quien ha dejado claro que su propuesta "no fue una idea pasajera"; de hecho, se ha mostrado seguro de que, si tiene la confianza de los mijeños a partir del 24 de mayo, a finales del próximo mandato "se tendrán las condiciones adecuadas para solicitar esta declaración, con muchas posibilidades, además, de conseguirla".

El candidato 'popular', que aspira también a la inclusión de Mijas en las guías de Ciudades con Encanto de El País-Aguilar e, incluso, en la famosa Guía Michelin, lo que "ayudaría a potenciar el turismo", ha incidido en que no sólo la monumentalidad otorga la declaración de Patrimonio de la Humanidad, sino otras cuestiones como el tipismo o la conservación de la arquitectura de época árabe, con calles encaladas, que, en el caso de Mijas, son un improvisado balcón con vistas al Mediterráneo.

Para reforzar estos aspectos, se trabaja en el embellecimiento de Mijas Pueblo, propiciando la retirada de elementos que puedan romper la estética típica andaluza, como chapas en azoteas, antenas parabólicas, compresores de aires acondicionados de las fachadas o trazados de cables aéreos de suministros, sobre todo de telefonía, aspecto éste último con el que más problemas se están encontrando, ha reconocido Nozal.

INVERSIÓN

Un trabajo que, por el momento, ha conllevado una inversión municipal de unos 800.000 euros y la actuación en el 10 por ciento del total previsto. A este esfuerzo se unirán de junio de este año a enero de 2016 las obras del Plan Qualifica, por valor de 4,8 millones, financiados entre Gobierno, Junta de Andalucía y Ayuntamiento, y 1,2 millones procedentes de la Diputación para la remodelación de tres céntricas calles. Una vez culminados todos estos trabajos, se habría mejorado el 70 por ciento, quedando sólo un 30 por ciento para el resto del mandato.

Una vez recuperada la estética de este típico pueblo blanco andaluz, que conlleva también un proceso de modernización en lo que a los servicios se refiere, adaptándolos al siglo XXI, se incidirá en esa solicitud para que lo que hoy está catalogado como Conjunto Histórico-Artístico sea declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad.

Aunque la solicitud se refiera, precisamente, a la parte declarada desde 1969 Conjunto Histórico-Artístico, atendiendo entonces a criterios de tipismo y a su carácter pintoresco, la idea es que esta catalogación de la Unesco "impregne al resto del casco de Mijas Pueblo", que "queremos que sea la joya de la corona", ha manifestado a Europa Press el regidor mijeño.

En esta carrera para ser Patrimonio de la Humanidad, se ha redactado también un Plan Especial de Protección y Régimen Interior (Pepri), cuya filosofía redunda en el mantenimiento de las características arquitectónicas y paisajísticas de Mijas Pueblo. En todo este proceso, Nozal ha señalado que se han tomado como ejemplos las restauraciones históricas llevadas a cabo en ciudades alemanas como Dresde.

La plaza de toros, de forma rectangular; la iglesia de la Concepción, o el santuario de la Virgen de la Peña (siglo XVII), la patrona del pueblo, son algunos monumentos emblemáticos. También su antigua muralla árabe, por donde discurren balcones y jardines que regalan al viajero una espléndida panorámica de la Costa del Sol. Todo ello sin olvidar sus famosos burros-taxi.

Proceso con una larga tramitación

La declaración de Patrimonio de la Humanidad, a la que también aspirará, según ha propuesto el alcalde de Málaga y candidato a la reelección por el PP, Francisco de la Torre, el centro histórico de la capital malagueña, conlleva una larga tramitación. El proceso tiene una parada en la Junta de Andalucía, administración que deberá proponer al Ministerio de Cultura la inclusión de Mijas Pueblo entre los integrantes del listado español de municipios, espacios naturales o eventos artísticos o culturales aspirantes a esta catalogación.

Una vez incluida la candidatura de Mijas Pueblo en este listado indicativo, pasaría a engrosar el conjunto mundial de propuestas, que, durante un periodo no inferior a un año, serían estudiadas por un comité de expertos de la Unesco.

Entre los valores de la 'Convención para la protección del patrimonio mundial, cultural y natural' se incluye que una ciudad sea "un ejemplo destacado de formas tradicionales de asentamiento humano o de utilización de la tierra o del mar, representativas de una cultura (o de varias culturas), o de interacción del hombre con el medio, sobre todo cuando éste se ha vuelto vulnerable debido al impacto provocado por cambios irreversibles".

Precisamente, sobre esta premisa girará la candidatura mijeña. Y es que Mijas Pueblo ha sabido mantener su arquitectura típica de la cultura andaluza y posee numerosos vestigios etnográficos de cómo el hombre interactuaba con el medio en un entorno, la Costa del Sol, que en las últimas décadas ha sufrido el irreversible impacto del crecimiento urbanístico.

Consulta aquí más noticias de Málaga.