El Partido Familia y Vida (PFyV) en Baleares ha presentado sus listas al Parlament, el Consell de Mallorca y los Ayuntamientos de Palma, Santa María, Porreres y Sant Joan, para defender "el respeto a la vida y la defensa de la familia", dirigidas "a todo aquel que está desencantado, dudando o crispado".

Según ha explicado la formación en un comunicado, ninguno de sus candidatos tiene carrera política sino que "son gente corriente que vive de su trabajo profesional, que no necesita de la política para sobrevivir".

Así, su candidatos "consideran que son posibles y necesarias nuevas políticas con otros políticos; las que se hacen y la gente que las hace han tenido tiempo suficiente para demostrar lo que saben".

"Es necesario el cambio, y éste empieza cambiando el voto. Si seguimos votando lo mismo, nada va a cambiar. Estamos convencidos que en el momento que demos a toda vida, única e irrepetible, el valor sagrado que realmente tiene y que cuidemos y apoyemos a la familia, eje de la sociedad, nuestra sociedad mejorará", han explicado los miembros de PFyV.

Por ello, defienden "ayudar a los abuelos, a las mujeres embarazadas o maltratadas, ayuda a la maternidad, libertad para la elección de centro escolar, trasportes urbanos, sanidad más humana y accesible a todos, medidas de conciliación, empleo juvenil y bajada de impuestos para familias numerosas o en situación de paro y para pensionistas".

"La crispación no nos lleva a ninguna parte. Empiece cada uno a hacer el bien y trabajemos todos juntos por un mundo más justo y más humano", han concluido.

Integran estas listas el candidato a la alcaldía de Palma, Darío Luján; el candidato a la alcaldía de Porreres, el médico psiquiatra José de Miguel; la candidata al Parlament, Tomasa Calvo; y la candidata al Consell de Mallorca, María Luisa Santamaría.