Salud recuerda la importancia de llevar una vida sana para evitar el desarrollo de hipertensión arterial

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta ha recordado, en la víspera del Día Mundial de la Hipertensión, la importancia de llevar una vida sana para evitar la aparición de una enfermedad que constituye el factor de riesgo modificable más importante para desarrollar enfermedades cardiovasculares, que suponen en la actualidad la principal causa de muerte en el mundo, por delante del cáncer.
Paciente en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla
Paciente en el Hospital Virgen del Rocío de Sevilla
EUROPA PRESS/JUNTA DE ANDALUCÍA

La Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta ha recordado, en la víspera del Día Mundial de la Hipertensión, la importancia de llevar una vida sana para evitar la aparición de una enfermedad que constituye el factor de riesgo modificable más importante para desarrollar enfermedades cardiovasculares, que suponen en la actualidad la principal causa de muerte en el mundo, por delante del cáncer.

La titular del ramo en funciones, María José Sánchez Rubio, ha incidido este sábado en una nota en que la mejor forma de prevenirla es llevar una vida sana, con alimentación saludable y ejercicio físico, tanto en la edad pediátrica como adulta.

La tensión arterial elevada de manera persistente aumenta el riesgo de daño al corazón y a los vasos sanguíneos de órganos principales como el cerebro y los riñones. En el caso de los niños, puede causar enfermedades de gravedad como las cardiopatías, nefropatías, neoplasias, hipertensión intracraneal o infecciones.

Según los datos difundidos por la Junta, los centros de atención primaria andaluces atienden anualmente casi un millón de pacientes con hipertensión, un problema de salud presente en casi el 70 por ciento de los ictus, el 60 por ciento de los infartos agudos de miocardio y en torno al 80 por ciento de los casos de insuficiencia cardiaca o de insuficiencia renal.

Los daños de esta enfermedad 'silente' llegan a ser mortales y la Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que la hipertensión es la causante de la mitad de todas las defunciones por accidente cerebrovascular (ictus) o cardiopatía (principalmente, infarto agudo de miocardio).

Por esta razón, tanto desde esta organización como desde las sociedades científicas y las administraciones sanitarias se unen los esfuerzos para concienciar a la población sobre la importancia de modificar los hábitos de vida que perjudiquen la salud, tales como el consumo nocivo del tabaco o el alcohol, el sedentarismo, la obesidad y una dieta desequilibrada.

Andalucía cuenta con diferentes estrategias que inciden en estos aspectos y contribuyen a mejorar la calidad de vida y a prevenir la hipertensión o a reducir su impacto. Como ejemplo, se encuentra la implantación del Plan de Actividad Física y Alimentación Equilibrada, con actividades como Rutas para la Vida Sana, Por un Millón de Pasos, Comedores Saludables y Escaleras es Salud.

Igualmente, el programa de Consejo Dietético en los servicios de salud también contribuye a mejorar los hábitos alimenticios y de vida de la población. Igualmente, el Plan de Tabaquismo busca reducir el consumo de tabaco en la comunidad autónoma. Desde el Plan de Obesidad Infantil se persigue igualmente luchar contra esta patología en la infancia, incidiendo en la alimentación equilibrada y el ejercicio físico como aliados.

Y en el campo de las enfermedades cardiovasculares, el Plan de Atención a las Cardiopatías de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales abarca desde la promoción de la salud y prevención cardiovascular hasta la rehabilitación cardiaca. De igual modo, el Plan de Plan de Atención a las Personas con Ictus es otra herramienta que permite a la administración sanitaria andaluza "favorecer la detección y el diagnóstico precoz de esta enfermedad y mejorar la asistencia sanitaria a estos pacientes desde una perspectiva integral".

El Plan de Atención Integrada a Pacientes con Enfermedades Crónicas favorece también un modelo de atención que da protagonismo a la red de Atención Primaria, nivel asistencial desde el que se prioriza la prevención, afrontando los determinantes sociales que están en la base de la mayoría de los problemas crónicos de salud.

Asimismo, con la implicación de la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias y los centros sanitarios, están en marcha dos iniciativas que permiten a los equipos del 061 responder con la máxima inmediatez a episodios de ictus, infarto agudo de miocardio y angina de pecho; se trata, en concreto, del Código Ictus y el Código Corazón.

Ambos códigos de alerta favorecen la coordinación entre profesionales y niveles asistenciales para establecer en el menor tiempo posible las medidas terapéuticas adecuadas y los centros de referencia para las mismas. La 'Tarjeta Corazón' es otra iniciativa que persigue aumentar la rapidez en la respuesta a pacientes cardiacos en el caso de que lleguen a tener un nuevo episodio de infarto o angina, ya que facilita el acceso del 061 al historial clínico de estos pacientes desde el primer momento en el que se demanda asistencia médica urgente.

Escuela de pacientes

Por otro lado, el sistema sanitario público de Andalucía trabaja en la priorización de las enfermedades cardiovasculares con procesos asistenciales específicos, lo que contribuye a ofrecer una atención homogénea a los pacientes, definiéndose detalladamente los diferentes elementos, recursos y tecnologías que intervienen en la atención de un paciente.

La Escuela de Pacientes es otra herramienta clave para formar a pacientes en el manejo de su enfermedad. Coordinada desde la Escuela Andaluza de Salud Pública, desarrolla aulas específicas para personas con insuficiencia cardiaca y diabetes, entre otras enfermedades crónicas, para concienciar sobre los factores de riesgo como la hipertensión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento