La empresa Sacyr, concesionaria del Metropol Parasol, ha asumido el arreglo de la puerta del Antiquarium que cayó el 30 de enero, así como de las carpinterías metálicas y elementos acristalados del resto de puertas existentes en el espacio de similares características. Estas actuaciones serán revisadas por el Instituto de Cultura y las Artes de Sevilla (ICAS), dependiente del Ayuntamiento hispalense, para acordar la posterior reapertura del museo.

Según el informe del área de Hacienda hispalense, recogido por Europa Press, este espacio, ubicado en los bajos de las conocidas como Setas de la Encarnación, quedó cerrado en enero tras la caída de la puerta, que ocasionó heridas en varias personas, "por razones de seguridad" y se estableció un control para acceder al recinto que precisaba de autorización.

Tras diversos encuentros, Sacyr presentaba un documento el 7 de mayo en el Ayuntamiento en el que se hacía una propuesta para asumir la reparación de la puerta caída y las restantes de las mismas características existentes en este espacio, al comprobar que existían más unidades de forma semejante.

Cabe señalar que la actuación propuesta por Sacyr, aprobada este viernes en Junta de Gobierno Local, no constituye un proyecto de obras nuevo, sino que va unida al contrato de obras que en su día fue adjudicado por el Ayuntamiento. Así, al no haberse resuelto aún la solicitud de devolución de la garantía de la obra pedida por Sacyr, "todavía no ha concluido la ejecución del contrato de obra".

En este marco, la constructora realizará los repasos o subsanaciones al aparecer "deficiencias constructivas" tras la finalización de las obras, como ha sido la caída de la hoja de la puerta de salida del Antiquarium, "al comprobarse que se ha producido por defectos de fabricación, montaje o ejecución, requiriéndose el repaso de las carpinterías similares". "El contratista asumirá la actuación, sin coste para el Ayuntamiento", concluye el informe.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.