La Guardia Civil ha detenido en Cenes de la Vega (Granada) a un individuo de 30 años, con antecedentes policiales, como presunto autor de los delitos malos tratos en el ámbito familiar hacia su padre, y contra la salud pública por cultivo y elaboración de sustancias estupefacientes.

Supuestamente una discusión por un taladro a las 0,20 horas de este jueves entre un padre y su hijo desencadenó una violenta reacción en este último, que rompió los cristales de tres puertas interiores de la vivienda y que con el taladro rompió la puerta de la cocina y arañó el pasillo. Para concluir la discusión, presuntamente el detenido cogió el palo de un cepillo, un cuchillo de cocina y una cuerda y fabricó una lanza con la que amenazó con "clavárselo a su padre en la barriga y matarlo".

El padre pidió auxilio a la Guardia Civil y cuando la patrulla de Güéjar Sierra se entrevistó con él se manifestó que hechos similares se repiten casi a diario; que recibe amenazas si no le da dinero o le presta el coche, según ha informado el Instituto Armado en una nota.

Dentro de la casa había un característico olor a cannabis, por lo que los agentes le preguntaron al denunciante por tal motivo y éste confesó que su hijo cultivaba ese tipo de plantas en la terraza de la vivienda.

La Guardia Civil registró la terraza y descubrió 50 macetas con plantas de cannabis de diferentes tamaños. Estas macetas ocupan unos diez metros cuadrados y estaban cubiertas por chapas de plástico y una cortina para evitar que los vecinos pudieran verlas.

En el registro los agentes también encontraron un recipiente de plástico en cuyo interior había 120 gramos marihuana dispuesta para su venta.

Descubierta una plantación de cannabis en atarfe

Por otra parte, la Guardia Civil de Atarfe ha detenido a un joven de 25 años de edad, como presunto autor de un delito contra la salud pública por cultivo de droga y otro de defraudación de fluido eléctrico, tras descubrir que en un domicilio de la avenida Circunvalación cultivaba ciento veinticinco plantas de cannabis sativa.

La Guardia Civil también descubrió en el hueco de la escalera de la vivienda del detenido una conexión eléctrica ilegal que servía para alimentar de electricidad a los quince focos halógenos, 15 transformadores, dos filtros de extracción de aire, cuatro ventiladores y un aparato de aire acondicionado, que posibilitaban el cultivo del cannabis en una habitación cerrada.

Consulta aquí más noticias de Granada.