Pablo Iglesias
Pablo Iglesias, en la sede de Podemos, durante la entrevista con 20minutos. JORGE PARÍS

Pablo Iglesias augura unos buenos resultados de Podemos en las próximas elecciones autonómicas y cree que su formación será decisiva en muchos lugares. Desvela a 20minutos que hace unos días recibió una llamada de Susana Díaz para intentar desbloquear la investidura de la presidenta en funciones de la Junta de Andalucía.

Si el resultado en las autonómicas y municipales es malo o mediocre, ¿hay riesgo de que se avive otra vez el debate de si tiene que volver Podemos a unas raíces aún mucho más de izquierdas o tiene que seguir buscando territorios fronterizos?
Sea cual sea el resultado, tendremos un debate en el Consejo Ciudadano y yo presentaré un informe con las cosas que entiendo que hemos hecho bien y con los errores que entiendo que hayamos podido tener en cuestiones organizativas en la campaña. Pero nosotros diseñamos una estrategia en la Asamblea Ciudadana que llega hasta las generales. Esa estrategia se mantiene y no se va a poner en cuestión por las elecciones autonómicas, en las que yo creo que alguno se va a llevar una sorpresa y que va a tener la sensación de haber vendido la piel del oso Podemos antes de cazarlo. Creo que nos va a ir muy bien.

¿Por ejemplo?
Creo que en Barcelona nos va a ir muy bien, creo que en Madrid nos va a ir muy bien, creo que en Aragón nos va a ir muy bien. Creo que Podemos se va a convertir en una fuerza política decisiva en muchos ámbitos, sin poner en cuestión además que las elecciones generales van a ser un plebiscito y que en ese plebiscito nosotros tenemos muchas posibilidades de llevarnos el gato al agua.

¿En Madrid cree que Manuela Carmena puede ser alcaldesa?
Ya está claro. Ya todo el mundo reconoce que hay solamente dos personas que pueden ser alcaldesas de Madrid: Aguirre o Carmena, la condesa o la jueza. Cuando empezamos, las encuestas nos daban un 5% o 6%.Creo que eso puede ocurrir en Madrid, en Barcelona, incluso en otros municipios del país.

Solamente hay dos personas que pueden ser alcaldesas de Madrid: Aguirre o Carmena, la condesa o la jueza

¿En cuáles? ¿Aparte de Colau y Carmena, ve otros posibles alcaldes?
Sí. Xulio Ferreiro, en Coruña. Martiño Noriega, en Santiago, y vamos a ver en otras capitales...

Vamos a detalles. A diez días de las elecciones, ¿qué expectativas tienen de llegar a ser o el partido clave para formar gobierno o incluso formar gobiernos directamente?
Lo que dicen las encuestas son básicamente dos cosas, y las dos cosas llaman a la prudencia. La primera, una obviedad que viene ocurriendo desde hace meses, y es que los dos grandes partidos, los partidos dinásticos en España, van a tener su peor resultado en toda la historia de la democracia española. Eso ya genera un escenario completamente nuevo. La segunda es que hay una enorme cantidad de ciudadanos, sin precedentes históricos también, que no ha decidido su voto, lo cual revela que la campaña electoral va a tener una importancia inusitada. A partir de ahí, hay un escenario muy, muy abierto. Nuestras expectativas son apretar, jugar con toda la intensidad posible en esta semana y pico que queda de campaña, intentar ganar. Salimos a por el oro.

Concretando: ¿en qué gobiernos autónomos cree que puede ser Podemos el que decida quién gobierna o incluso llegar a gobernar?
Hay que esperar a que los ciudadanos voten y nosotros no damos ningún territorio por perdido.

Pero antes me nombraba algunos...
Hay, digamos, bastiones históricos de la corrupción en España en los que para nosotros sería muy importante encabezar o protagonizar el cambio: Madrid, Valencia... Hay otros lugares con características diferentes, estoy pensando en Asturias o en Aragón, donde creo que Podemos va a tener excelentes resultados. Pero eso no quita que en algunos lugares que a lo mejor no aparecen en algunas quinielas también nos vaya muy bien; estoy pensando en Canarias o incluso en otros sitios.

Aspira entonces a tener algún presidente autonómico…
Espero que sí.

¿Por ejemplo?
José Manuel López, en Madrid. Antonio Montiel, en País Valenciá. Pablo Echenique, por supuesto, en Aragón. Emilio [León], en Asturias.

¿Pero los ve con posibilidades reales a diez días de las elecciones?
Sí, la verdad que sí.

Diálogo con todos y acuerdos puntuales

¿Habrá pactos estatales o habrá pactos en función de cada situación, de cada candidato y de cada lista, en cada comunidad autónoma o en cada ayuntamiento?
Yo no soy partidario de los pactos estatales. Creo que se deben hacer si hay acuerdos, partiendo de la base de que nuestro principal acuerdo es con la ciudadanía; se tendrán que poner de acuerdo a partir de los programas los diferentes proyectos que aspiren a gobernar en las diferentes comunidades, sabiendo que en nada puede cuestionar la estrategia general de las elecciones generales. Pero entiendo que no se van a dar las mismas circunstancias, ni los mismos escenarios en todas partes.

¿A quién le pedirá ayuda si cree que puede gobernar?
Está muy claro. Si nosotros podemos encabezar una mayoría de cambio en Madrid, creo que el Partido Socialista va a tener muy difícil explicar que no apoyaría una investidura de José Manuel López.

Nos vamos a sentar a hablar con todos, incluso con el PP

¿Y al revés? Si el PSOE es el más votado en algún sitio, donde la ayuda de Podemos le da gobierno, ¿Podemos se la dará?
Pues ya han visto en Andalucía cómo somos. Plantearemos una serie de condiciones favorables a los ciudadanos, las plantearemos con lealtad, con la voluntad de que se nos diga que sí y, en función de programas en defensa de los derechos sociales, nosotros nos podremos entender con mucha gente.

¿Ya ha tenido algún contacto oficioso u oficial con la dirección del PSOE?
No, solamente se ha producido una reunión informal entre un miembro de nuestra ejecutiva, Carolina Bescansa, y un miembro de la ejecutiva del PSOE, Patxi López, para establecer un canal continuo de comunicación.

¿Cuándo fue eso?
Hace como un mes y medio. Y desde entonces no ha habido más contactos digamos formales, contactos de ejecutiva.

Si pactaría con PSOE, imagino que con Izquierda Unida también, con las condiciones que fueran. ¿Y con Ciudadanos también?
Si presentamos un programa de cambio, un programa de defensa de los derechos sociales, y Ciudadanos está de acuerdo, nosotros no somos sectarios. Soy escéptico, después de leer su programa creo que están en otra lógica; han propuesto un contrato único, que es una manera de instalar la precariedad, han propuesto subir el IVA del pan y de las sillas de ruedas. Creo que a la vista de su programa va a ser difícil que nos entendamos, pero nosotros nos vamos a sentar con todos, incluso con el PP, y vamos a poner encima de la mesa nuestro programa.

Las élites ven a Ciudadanos como su Podemos, pero es una buena expresión del gato pardo

¿Que política de pactos cree que hará Ciudadanos a partir del 25 de mayo?
Creo que están llamados a entenderse con el PP y tanto ellos como el PP son conscientes de eso. Creo además que las elites esperan eso, que igual que le pidieron a Felipe González que favoreciera una gran coalición, van a entender que Ciudadanos debe hacer lo mismo. Creo que en Ciudadanos operará algo muy parecido a lo que está operando en el PSOE, una contradicción entre lógica de régimen y lógica de partido. La lógica de régimen les llevará a buscar su aliado natural, que en este caso es el PP. La lógica de partido, más coyuntural, más en clave de elecciones, creo que les hará plantearse que no sería muy favorable para ellos llegar a acuerdos con el PP antes de las elecciones.

¿Cree que también van a hacer una estrategia de medio plazo pensando en las elecciones generales?
No lo sé, el problema es que ahí de nuevo entran las contradicciones. Si Albert Rivera quiere tener un buen resultado en las elecciones generales, deberá operar la lógica de partido. Está por ver si es capaz de supeditar la estrategia de su partido a su estrategia personal.

Antes decía o me ha parecido entender que Ciudadanos es un Podemos de derechas.
Eso es lo que quería el presidente del Banco Santander.

¿Y usted qué cree?
Creo que lo ven así, creo que las élites ven a Ciudadanos como su Podemos, como una fuerza política que de alguna manera puede identificarse con lo nuevo y con la regeneración, pero que no da miedo a los de arriba, que no cuestiona en ningún caso lo fundamental de las elites políticas y con la que los poderosos que han mandado se sienten muy cómodos, es una buena expresión del gato pardo.

¿Ustedes dan ahora más miedo o menos miedo que hace seis meses a esas élites?
Nosotros hemos sido muy claros y les hemos dicho a los de arriba que no pagan impuestos, que con nosotros van a pagar impuestos como en Europa. Que a los de las cuentas en Suiza y en Andorra les vamos a ir a buscar con los inspectores de Hacienda. Que vamos a perseguir la corrupción en serio, que entendemos que la corrupción es un problema económico que se combate con el Código Penal, pero también con reformas en la manera de trabajar en la Hacienda Pública, y claro que les preocupa.

¿Pero hoy más o menos que hace seis meses?
Creo que nos hemos normalizado y creo que muchos han visto que aunque somos muy claros y no somos ambiguos, no tenemos ni cuernos ni rabos, que somos muy razonables, que hemos ocupado el espacio que la socialdemocracia ha abandonado. Que somos europeístas y que estamos por una construcción de Europa que se fundamente en la prosperidad y en los derechos sociales, y creo que eso hace que ya no llamemos tanto la atención. Después de que publicaciones como Financial Times digan que lo que están diciendo los de Podemos es más que razonable, creo que eso nos ha convertido en somos un actor político que ya no llama tanto la atención. Saben quiénes somos y qué queremos hacer.

Hemos ocupado el espacio que la socialdemocracia ha abandonado Me dijo hace seis meses en este mismo edificio que usted sería el primer presidente del Gobierno con coleta. ¿Todavía piensa que va a ser presidente del Gobierno?
Lo de la coleta dependerá de si nadie más se deja coleta, pero yo creo que existen posibilidades de ser presidente del gobierno y voy a trabajar para ello.

Pero le vi más convencido en octubre del año pasado que hoy.
No, lo que pasa es que es una posibilidad que está ahí y va a ser enormemente difícil. Era difícil en octubre y es difícil ahora, pero es una posibilidad para la que vamos a trabajar. Para mí será un honor que los ciudadanos me den la confianza para ser su presidente.

La llamada de Susana Díaz para lograr la investidura en Andalucía

-Vamos a ir un poco a Andalucía. ¿El 14,8% de los votos que consiguieron fue un poco decepcionante para Podemos?
Triplicamos los resultados de las europeas. Eso es espectacular. Eso no tiene precedentes en la historia electoral española, y si ese mismo promedio se repite en las elecciones autonómicas, vamos a tener un resultado excelente, excelente.

A nivel estatal las encuestas estimaban un 25%.
A nivel estatal, puede ser. En Andalucía sacamos lo que decían las encuestas. Es verdad que hubiéramos querido que en la campaña electoral pudiéramos remontar más y que a nosotros nos gusta la medalla de oro, por muy meritorias que sean las de plata y bronce, pero es un resultado espectacular en un escenario político que seguramente es de los más complicados para nosotros en España. Andalucía tiene muchas particularidades que hacen que sea uno de los terrenos en los que es más difícil políticamente intervenir. Desde que les dejaron votar a los andaluces, ha gobernado el Partido Socialista. Siempre. Es probablemente el único lugar en el que el Partido Socialista vaya a resistir como fuerza política de gobierno. Es muy difícil hacer política en Andalucía, y aun así ahí estamos.

Es muy difícil hacer política en Andalucía, y aun así ahí estamos

¿Va a conseguir Susana Díaz la investidura, o nos vamos a elecciones de nuevo en otoño?
Yo deseo que sí.

¿Y cuál será la fórmula?
Deseo que lleguemos a un acuerdo con Susana Díaz para que finalmente acepte los tres puntos que nosotros hemos planteado. Ha habido avances, las conversaciones han sido positivas y han cedido en algunas cosas, pero como decía Teresa Rodríguez no bastan guiños hacia Podemos, hacen faltas gestos para con los ciudadanos. Y yo espero que se dé, yo creo que es razonable.

¿No hay también matices, con Teresa Rodríguez menos propicia al pacto, y usted, más propicio al pacto?
No. De hecho, diseñamos la estrategia juntos. Incluso diseñamos juntos las infografías de presentación de los tres puntos. Los dos pensamos igual, podemos tener tonos distintos, pero la estrategia la diseñamos juntos y a los dos nos parece razonable. 

¿Usted ha hablado directamente con Susana Díaz?
He hablado por teléfono con Susana Díaz.

¿Han negociado?
No, negociado no, porque esas negociaciones están en manos de Teresa Rodríguez.

¿Y esas llamadas telefónicas eran de ella o eran suyas?
Fueron de ella, y yo encantado.

¿Qué quería?
Hablar más de España, y con respecto a Andalucía…

Me parece paradójico que yo hable por teléfono con Susana Díaz y que no haya hablado nunca con Pedro Sánchez

¿Pero cuando estaba jugándose ella la investidura allí?
Claro, pero ya sabía que estaba llamando al secretario general de una fuerza política estatal y yo le insistí en que confiara en nuestra voluntad de negociar en serio. Le pedí que hablara con Teresa, habló con Teresa y para mí fue por una parte un honor hablar con una dirigente política que tiene una visión de Estado y que además es una dirigente nacional del Partido Socialista. De hecho me parece paradójico que yo pueda hablar por teléfono con Susana Díaz y que no haya hablado nunca por teléfono con Pedro Sánchez.

¿Susana Díaz sí ha llamado al secretario general de Podemos, pero el secretario general del PSOE no ha llamado al secretario general de Podemos?
No, no.

¿Sabe Pedro Sánchez que Susana Díaz le llamó a usted?
No lo sé, no lo sé. Yo de todas las conversaciones que tengo con líderes políticos informo a la ejecutiva de Podemos, e informé por supuesto a la secretaria general de Andalucía.

¿Cuándo fue exactamente?
Hace una semana y media, más o menos.

¿Informó inmediatamente a Teresa Rodríguez?
Por supuesto: a Teresa Rodríguez y a la ejecutiva de Podemos.

¿Entonces cree que acabará consiguiendo la investidura previsiblemente con la abstención de Podemos?
No lo sé, pero a mí me gustaría que llegáramos a un acuerdo, que nos dijeran que sí a los tres puntos.

¿Prefiere que sea con ustedes el acuerdo a que sea con Ciudadanos?
Si el acuerdo es con Ciudadanos, eso querrá decir que nuestros tres puntos no van a estar. Cuando nosotros planteamos tres puntos de una negociación, es porque tenemos interés en conseguirlos. Otra cosa es que la señora Susana Díaz prefiera entenderse con el PP o  con Ciudadanos.