El fiscal del 11-M ataca la conspiración (Efe)
El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, durante la exposición de su informe final (EFE) EFE

El fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, manifestó hoy su malestar porque se haya "puesto en duda la imparcialidad en la investigación" de los atentados del 11-M, trasladando dudas a la opinión pública acerca de la autoría de la masacre en "un proceso paralelo al judicial".

Lamentó que algunas acusaciones hayan intentado buscar "una trama policial a la que convertir en responsable último de los atentados"
"No hay nada más hermoso que buscar la verdad, pero no hay nada más indigno que buscar la mentira y tratar que esa mentira se convierta en la verdad", destacó el fiscal jefe parafraseando a Cicerón durante la exposición del informe final de la Fiscalía. 

En este sentido lamentó que algunas acusaciones hayan intentado "desesperadamente" encontrar "una trama policial a la que convertir en responsable último de los atentados" y a otros autores distintos a los que apuntaba la investigación, como la banda terrorista ETA, a pesar de la existencia de "centenares de pruebas" de quienes son los partícipes en los atentados.

"Esquizofrenia procesal"

Zaragoza calificó estos intentos de "esquizofrenia procesal", ya que, en su opinión, han llevado a estas acusaciones a confundir su verdadera función.

Insistió en que la investigación del "peor atentado de la historia" de España ha sido "apuntalada por sólidas pruebas", que han permitido señalar la autoría de una célula terrorista estrechamente vinculada con el "yihadismo" y con Al Qaeda, organización terrorista que "está detrás de la mayor parte de los atentados que se producen en el mundo".

El fiscal jefe de la AN califica de esquizofrénico que las acusaciones se hayan convertido en defensas de los procesados
Respecto a los datos utilizados en los primeros días de haberse cometido la masacre para apuntar la autoría de ETA, el fiscal jefe fue desmontando uno a uno todos los argumentos.

Zaragoza se centró principalmente en el explosivo, que "tal y como ha quedado acreditado en el juicio", el mismo 11-M se descartó que fuera Titadyne, el habitual de la banda terrorista etarra.

Descartado Tytadine

Así, consideró que el hecho de que el informe final de los explosivos del 11-M no determine "con claridad" qué tipo de dinamita explotó en los trenes "no quiere decir que neguemos la posibilidad de que lo que estalló sea Goma 2 ECO".

Está descartada la presencia de Titadyne, la habitual empleada por la organización terrorista ETA

"Está descartada la presencia de Titadyne, la habitual empleada por la organización terrorista ETA", destacó Zaragoza al sostener que "todas las pruebas apuntan a que estos personajes perpetraron los atentados", refiriéndose a los 28 acusados, calificando la pericia como "una prueba más entre el cúmulo de pruebas que hay para determinar qué es lo que estalló en los trenes". 

"Es un elemento importante pero no una prueba absoluta", recalcó.

Respecto a la aparición en ese último informe, realizado tres años después de los primeros análisis, de nuevos componentes como la nitroglicerina (NG) -en una sola muestra- o el dinitrotolueno (DNT), dijo que la única "explicación científica, guste o no", es la teoría de la contaminación.

La actuación de Díaz de Mera

Criticó también la actuación del ex director general de la Policía Agustín Díaz de Mera en el juicio del 11-M al negarse a desvelar la identidad de una fuente que dijo que le habló de un informe que relacionaba a ETA con los atentados.

Su actuación causa un daño irreparable a la institución policial

"Su actuación causa un daño irreparable a la institución policial", destacó Zaragoza al señalar que la declaración de Díaz de Mera, en la actualidad eurodiputado del PP, fue "un auténtico despropósito" porque "la aportación de esa idea de que existía un informe manipulado para tapar la intervención de ETA ha sido un dislate". 

De este modo, estimó procedente la deducción de testimonio al ex director de la Policía por parte del tribunal del 11-M, mientras que se opuso a la petición de algunas acusaciones de que se deduzca testimonio a otros testigos, entre ellos a la viuda del suicida Jamal Ahmidan, "El Chino".

Adulteración de pruebas

Añadió que "es absolutamente ridículo pensar que alguien ha adulterado las pruebas, los ADN, las huellas. Se ha guardado satisfactoriamente la cadena de custodia", destacó el fiscal jefe.

Es absolutamente ridículo pensar que alguien ha adulterado las pruebas, el ADN, las huellas

Alimentar estas dudas, prosiguió Zaragoza, "lleva a un descrédito de la justicia penal", y señaló que "no se puede investigar años y años unos hechos cuando ya hay pruebas", ya que, en ese caso, "finalmente la verdad se hubiera ocultado en una ceremonia de la confusión" y las miles de víctimas de este atentado "se habrían quedado sin Justicia en mayúsculas". 

Antes de escuchar al fiscal jefe, al que le sucedió en la exposición del informe la fiscal Olga Sánchez, las defensas de los 28 acusados elevaron a definitivas sus conclusiones provisionales y solicitaron la absolución de sus clientes, así como la nulidad de las actuaciones, y una de ellas anunció que presentará recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional por indefensión.