Maternidad
Una madre con su hijo. GTRES

La media de edad de las madres que dieron a luz a su primer hijo en 2013 varió significativamente entre los países miembros de la Unión Europea, con una brecha de al menos cinco años entre la edad promedio más temprana y la más tardía, de acuerdo con los datos que ha hecho públicos este miércoles la agencia comunitaria de estadística Eurostat.

En este sentido, Bulgaria (con una media de 25,7 años), Rumanía (25,8), Letonia (26,1), Estonia (26,5), Polonia y Lituania (los dos con una tasa de 26,7) y Eslovaquia (26,9) fueron los países con la tasa de madres más jóvenes de toda la Unión Europea.

Italia y España, por el contrario, se sitúan a la cola. El primero, concretamente, con una media de 30,6 años, seguido de cerca por España y Suiza (ambos con 30,4), Luxemburgo (30,0) y Grecia (29,9). 

El estudio pone de manifiesto, además, que el 51,2% de las mujeres en la Unión Europea que dieron a luz a su primer hijo en 2013 tenían entre 20 y 29 años. La media global de todos los países miembros se sitúa en 28.7 años de edad.

Otros datos significativos del estudio

  • España, el segundo país de la UE con el porcentaje más alto de madres primerizas de 40 años o más. En  este sentido, con el 6,1%, Italia se situó en primer lugar. En España, el porcentaje de mujeres primerizas que dieron a luz en 2013 se situó en el 5,1%, mientras que en Grecia fue del 4,1% y en Luxemburgo del 3,8%.
  • España, por debajo de la media de madres adolescentes.Los países que registraron un mayor porcentaje de madres adolescentes —por debajo de los 20 años— fueron Rumanía (con un 15,6%), Bulgaria (14,7%) y Hungría (11,0%). En esta línea, la media de edad de todos los países miembros se sitúa en el 5,4%. Las tasas más bajas, por el contrario, se observan en Italia (1,8%), Eslovenia (1,9%), Holanda (2,2%), Luxemburgo y Chipre, ambos con un 2,4%. España registró una tasa del 3,5%.
  • Por encima del promedio de la UE en nacimientos de primogénitos: La estadística también detalla que el 47,1% de los nacimientos que tuvieron lugar en 2013 fueron de madres primerizas. España, en este caso, supera el promedio de la Unión Europea. Concretamente, el porcentaje de primogénitos que nacieron en 2013 en nuestro país es del 52,7%, mientras que el 36,8% hace referencia al segundo hijo, el 7,9% al tercero y el escaso 2,6% al cuarto o más. Con un 55,3%, Portugal se coloca como el país con mayor porcentaje de nacimientos de primogénitos.
  • España, a la cola de madres que dieron a luz a su cuarto hijo o sucesivo. De 31 países miembros y con un porcentaje de 2,6%, España se sitúa en el último puesto del ránking de mujeres que alumbraron a su cuarto hijo o sucesivo en 2013. Finlandia, sin embargo, se pone a la cabeza con un 10,1%, seguido de Reino Unido (9,5%), Rumanía (9,4%) e Irlanda (9,0%). 

La cuarta tasa de fertilidad más baja de la OCDE

En otro informe facilitado por la OCDE, las tasas actuales de fertilidad de los países miembros se encuentran muy por debajo de la tasa necesaria para reemplazar la población. España, con 1,27 hijos de media por mujer, tiene la cuarta tasa más baja de los países que engloban la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, según las cifras que ha publicado el organismo este miércoles.

México, que en 1970 registró una media de 6,72 hijos por mujer, es el país donde más ha caído la tasa de fertilidad, con una media ahora de 2,07 Conforme a los últimos datos armonizados disponibles, que corresponden en su mayoría a 2012, sólo Polonia (con 1,26 hijos por mujer), Portugal (1,21) y Corea del Sur (1,19) tienen un promedio menor que el de España.

También por debajo de la media se sitúan Italia (1,39), Alemania (1,41) o Canadá (1,61), mientras que por encima están, entre otros, Chile (1,80), Reino Unido (1,83), Estados Unidos (1,86), Irlanda (1,96), Francia (1,98), Nueva Zelanda (2,01), Turquía (2,07), México (2,22) y, sobre todo, Israel (3,03).

México es, con diferencia, el país donde más ha caído la tasa de fertilidad desde 1970, cuando era de 6,72 hijos por mujer. En aquel entonces, la media de los actuales miembros de la OCDE era de 2,76 y las otras cifras más altas eran las de Turquía (5), Corea del Sur (4,53), Chile (3,95), Irlanda (3,87), Nueva Zelanda (3,17) y España (2,90).

Entre los países de fuera de la OCDE contabilizados en esta lista, China se situaba al mismo nivel que la media, con 1,67 hijos por mujer, y Rusia ligeramente por encima con 1,71.

Bajas por paternidad

Dentro de la organización, hay 25 países en los que los padres pueden beneficiarse de una baja por paternidad remunerada para ocuparse de sus hijos recién nacidos, con un promedio de 9,04 semanas de duración, pero muy variable de unos Estados a otros.

Los padres de Corea del Sur pueden disfrutar de 52,60 semanas de baja por paternidadLos periodos más prolongados que pueden disfrutar los padres se dan en Corea del Sur (52,60 semanas), Japón (52), Francia (28), Luxemburgo (26,40), Holanda (26,40), Portugal (21,29), Bélgica (19,33), Noruega (14), Islandia (13), Suecia (10), Finlandia (9), Alemania (8,70) y Austria (8,67). Por detrás aparecen Eslovenia y España con 2,14 semanas, Australia, Dinamarca, Estonia, Polonia y Reino Unido con 2 semanas, Chile, México y Hungría con una semana, Grecia con 0,40 e Italia con 0,20.

Los autores del análisis matizaron que, menos de un 5% de los padres de Japón y Corea del Sur se acoge a esas bajas remuneradas.