La población empadronada en España supera los 45 millones de personas a 1 de enero de 2007 de las que 4,48 millones son extranjeras y de éstas 1,7 millones son comunitarias , según el avance del padrón municipal que apunta que en Galicia aumento el 0,14 por ciento en 2006 y los extranjeros representan el 2,9 por ciento.

Aumento de españoles empadronados

Durante el año 2006 el número de españoles empadronados experimentó un aumento neto de 70.000 (0,17%) y los extranjeros de 338.000 (8,17%) y de estos últimos los pertenecientes a la UE-27 se incrementaron en 275.000 (19,26%).

Por grupos de países, la situación ha cambiado con la entrada en la UE de Rumanía y Bulgaria: a 1 de enero de 2006 las nacionalidades más numerosas en España eran de América del Sur, pero con los datos provisionales a 1 de enero de 2007 son mayoría las de la UE-27.

De los más de 45 millones de residentes empadronados, el 49,4% son varones y el 50,6% mujeres.

Mayor incremento

Los mayores incrementos teniendo en cuenta su población se producen en Melilla (2,8%), Islas Baleares (2,8%) y Castilla-La Mancha (2,2%), mientras que los menores aumentos se dan en Castilla y León (0,08), GALICIA (0,14), Extremadura (0,2) y País Vasco (0,35), mientras que Asturias pierde un 0,21% de su población.

Las CCAA que han registrado los mayores aumentos de población entre el 1 de enero de 2006 y el 1 de enero de 2007 son la Comunidad Valenciana (casi 68.000 personas), Andalucía (cerca de 64.000 más), Cataluña (con más de 62.000) y Madrid (con más de 53.000).

Asturias disminuye su población en unas 2.000 personas

Por el contrario Asturias disminuye su población en unas 2.000 personas y el número de empadronados en Ceuta apenas presenta variación.

En Melilla, Castilla y León, La Rioja y Extremadura la población aumenta en unos 2.000 habitantes.

Extranjeros

Respecto a los datos de extranjeros por Comunidades Autónomas -cuya proporción se sitúa en el 9,9% del total de la población-, las que tienen mayor proporción de extranjeros son Baleares (18,4%), Comunidad Valenciana (14,9%), Murcia (14,4%), Madrid (14,1%), Cataluña (13,4%) y Canarias (12,3%).

Por contra, las comunidades con menor proporción de extranjeros son Extremadura (2,7%), Galicia (2,9%), Asturias (3,0%), Ceuta (3,7%), País Vasco (4,6%), Cantabria (4,7%) y Castilla y León (4,7%), mientras que el resto tiene más de 6% de extranjeros.

Las comunidades donde ha aumentado más el número de extranjeros son la Comunidad Valenciana (59.000), Madrid (54.000), Cataluña (más de 52.000) y Andalucía (casi 38.000 más).

Los menores aumentos se han producido en Melilla (unos 1.200), La Rioja (poco más de 1.500), Extremadura (algo más de 1.600) y Asturias (más de 2.300).

Navarra se mantiene estable y Ceuta pierde unos 200 extranjeros.

Los extranjeros más numerosos son los pertenecientes a la UE-27 que suman 1,7 millones, dentro de éstos, destacan los ciudadanos rumanos (524.995), seguidos por los del Reino Unido (314.000), alemanes (164.000) e italianos (135.000).

Entre el colectivo de extranjeros no comunitarios, los marroquíes son los más numerosos (576.344), seguidos de los ecuatorianos (más de 421.000) y los colombianos (casi 259.000).

Al igual que el año anterior los rumanos son los que han experimentado mayor crecimiento durante 2006 con un saldo cercano a los 118.000, seguidos de los bolivianos (casi 60.000 más) y los británicos (más de 39.000).

También sobrepasan los 17.000 los saldos de crecimiento de los búlgaros, portugueses, italianos, paraguayos y brasileños.

Los mayores incrementos relativos entre las nacionalidades con más empadronados corresponden a los paraguayos (60%), bolivianos (42%), polacos (34%) y rumanos (29%).