El sacerdote de la parroquia de San Carlos Borromeo Javier Baeza negó hoy que en esta iglesia, en Entrevías (Puente de Vallecas) se abuse de la Eucaristía. Baeza señaló que no se sintió aludido por las críticas que les lanzó ayer el cardenal y arzobispo de Madrid Antonio María Rouco Varela y aseguró que comparte sus palabras sobre la necesidad de luchar contra las profanaciones eucarísticas.

Baeza explicó que utilizar panes consagrados durante la comunión se acerca a las prácticas más puras de la religión y se realiza "en muchísimas comunidades de España y en grupos más cercanos a la Iglesia oficial, como son los neocatecumenales". "Efectivamente, puestos a ser puristas, habría que comulgar con pan y cordero, como en la época de Jesús", manifestó.

Los signos son signos. Lo importante es que nos llevan a algo más profundo"

A su juicio, centrar las críticas en esta materia no es relevante, "ya que los signos son signos y lo importante es que nos llevan a algo más profundo y la realidad sacramental expresa algo más".

Rouco Varela afirmó ayer que "utilizar la celebración de la Eucaristía en contra de la misma tradición en la que ha tenido su origen es, además de un acto carente de sentido y de valor teológico, un triste y grave atentado contra la comunión eclesial que nace de la obediencia a la fe y al mandato apostólico que procede del Señor", manifestó. Y añadió: "Quienes no tienen fe, injurian a la comunidad creyente simulando participar de sus misterios; y quienes creen, rompen la comunión que Cristo quiso para su Iglesia".

Abiertos a creyentes y no creyentes

Antes estas declaraciones, Baeza, uno de los tres sacerdotes de la parroquia San Carlos Borromeo, expresó que su iglesia está abierta a todos, "sean del partido político o clase social que sean, o no sean creyentes", en referencia a las distintas personalidades y colectivos políticos y sociales, creyentes o no, que les han apoyado en los últimos meses tras la decisión del arzobispado de cerrar la iglesia.

"Supongo que ayer, en la celebración del Corpus, no se pidió el carné de creyente o de partido político para poder asistir a la misa; al igual, nosotros, como hizo nuestro Señor con el centurión romano y con muchos otros que no le eran fieles en un principio, no vamos a negar la entrada a nadie", añadió BaezA.

Por último, Baeza aseguró que la Archidiócesis de Madrid "no ha corrido a alertarles ni ha habido amonestación". También solicitó que el cardenal fije una fecha para una reunión para tratar la situación de la parroquia San Carlos Borromeo, ante la decisión de Obispado de cerrarla y convertirla en un centro de Cáritas.