El Palacio Euskalduna de Bilbao acogerá hoy y mañana la "II Gala Los vascos y la Danza", dirigida por el bailarín bilbaíno Igor Yebra, y que pretende servir "como compromiso con los bailarines de Euskadi en el extranjero". Según informaron esta mañana en una rueda de prensa en Bilbao Igor Yebra y la presidenta de la Asociación Bilbao Ballet Elkartea, ABBE, que organiza la gala, Carmen Fernández, en la representación participarán varios bailarines vascos que trabajan en otros países y figuras de ballets europeos.

Además, el evento ofrecerá piezas de música clásica, intentará aunar varias disciplinas diferentes y mostrará "la afición de los bilbaínos hacia el ballet", explicó Fernández. Yebra resaltó la "necesidad" de este tipo de representaciones en Euskadi y resaltó que "para llegar a tener una temporada estable de ballet" hacen falta "más infraestructuras", con conservatorios de danza, y un mayor apoyo institucional, mediante leyes de mecenazgo "que apoyen a los patrocinadores".

Asimismo, explicó que esta gala seguirá la misma línea que la del año pasado y será "una oportunidad" para que los bailarines actúen "frente a su gente". Además, avanzó que este año tendrá un repertorio "más clásico y neoclásico" que el pasado. El director artístico de la obra recalcó la ambición de "ir abriendo el evento internacionalmente" y "a todo tipo de expresiones artísticas", por lo que resaltó la participación este año de una pareja de bailarines internacionales y de un grupo de txalaparta.

El evento ofrecerá piezas de música clásica e intentará aunar varias disciplinas diferentes

Bailarines vascos

De este modo, participará el bailarín Iker Murillo, natural de Pasaia y solista en el ballet de Zurich, cuya pareja será Galina Mihayloiva, también del mismo ballet. Por su parte, Itziar Mendizabal, bailarina solista del ballet de Leipzig y natural de Hondarribia, actuará con Jean Sebastian Colau, de su mismo ballet, y Teresa González, profesora de la "Royal Academy of dance", lo hará en solitario y con el grupo de danza tradicional vasca "Beti Jai Alai", que estrenará la pieza "Ama Lurra".

Además, actuará Sara Etxebarri, de 13 años, que resultó ganadora el pasado año del Premio para Jóvenes Bailarines, y una pareja de bailarines de la ópera de Burdeos, Oksana Kurechuk y Roman Mikhalev, que interpretarán dos piezas, una de ellas realizada por el compositor vascofrancés Maurice Ravel. Todos los bailarines vascos manifestaron su "ilusión y nerviosismo" por actuar en Euskadi, puesto que la mayoría de ellos trabajan fuera, aunque matizaron que "recuerdan perfectamente la última vez que vinieron a actuar aquí".

Temporada estable

Yebra explicó que esta obra será "un granito de arena" para que el ballet avance en Euskadi y resaltó el "gran esfuerzo" que lleva a cabo la ABBE, fundada el año pasado, en la organización. El bailarín comparó su situación con la de la Asociación Bilbaína de Amigos de la Opera, ABAO, y explicó que ésta lleva "muchos años", aunque manifestó su deseo de que la ABBE llegue algún día a una temporada estable. Asimismo, resaltó que para llegar a una temporada estable de ballet en Euskadi hace falta ir "paso a paso" y que "no se puede pedir más de lo que se hace en este momento" en cuanto a organización de espectáculos".

En este sentido, explicó que para que en el País Vasco haya un temporada estable "hacen falta infraestructuras", con conservatorios de danza en cada una de las capitales, puesto que muchos de los bailarines se ven obligados a ir lejos de su casa a la edad de 11 ó 13 años, "lo que puede ser un golpe duro para las familias". Según Yebra, también sería necesaria la realización de leyes de mecenazgo, para que este tipo de eventos sean "esponsorizados".

No se puede pedir más de lo que se hace en este momento" en cuanto a organización de espectáculos

"Hay que ayudar a la gente que pone dinero, nadie lo hace por amor al arte", sentenció. Además, explicó que en Bizkaia este tipo de leyes están "especialmente mal" en comparación con Gipuzkoa o Alava. Las entradas para la gala, que comenzará a las 20:30 horas ambos días, se pueden adquirir a través de las taquillas del Euskalduna y del servicio de entradas por internet de la BBK, con unos precios de 10, 30 y 50 euros.