La factoría viguesa de PSA Peugeot Citroën reanudó esta mañana la producción del sistema dos del centro, el que fabrica el modelo C4 Picasso, tras restablecerse el suministro de una pieza procedente de Francia, y recuperará la producción perdida en las próximas semanas, haciendo uso de los mecanismos de flexibilidad laboral previstos pactados entre sindicatos y dirección de la factoría.

Según confirmaron a Europa Press fuentes de la planta viguesa, la actividad volvió a la normalidad en el turno de mañana de hoy, que comenzó a las 6.00 horas, aunque inicialmente estaba previsto que en la noche de ayer domingo pudiera restablecerse la producción. Esta circunstancia provocó que la factoría viguesa dejase de fabricar desde el pasado viernes, momento en que se suspendió la producción del sistema dos por la falta de ese componente, que se utiliza en la fabricación de la caja de velocidades, algo más de 800 vehículos.

Dicha producción será recuperada en los próximos días. El centro de PSA Peugeot Citroën en Vigo trabaja con el sistema ´just in time´, es decir, que reduce al mínimo sus stocks de componentes para optimizar el espacio, lo que hace que la planta sea especialmente sensible a este tipo de incidencias.

Así, la producción ya se vio afectada en septiembre del año pasado con el incendio de una fábrica de moldes para piezas, Incalplás, que trabaja para abastecer a la fábrica viguesa; en febrero de este año, un incendio en la zona de hornos de la factoría del Grupo Copo en Mos (Pontevedra), provocó la suspensión de uno de los turnos; asimismo, en mayo pasado, en uno de los días de la huelga del sector naval, las protestas de los trabajadores en las inmediaciones de PSA Peugeot Citroën retrasaron la producción.