El director de un instituto de la ciudad italiana de Milán ha decidido que dos alumnos tienen que grabar un vídeo de disculpas y publicarlo en YouTube, la misma página en la que habían colgado otra grabación en la que insultaban a sus compañeros.

El director de liceo clásico Berchet, Innocente Pessina, supo del vídeo publicado en Youtube por dos de sus alumnos en el que insultaban y hacían comentarios ofensivos contra sus compañeros, según el diario Corriere della Sera.

Se trata de dos estudiantes brillantes, con notas altas, "atentos educados, correctos, diligentes", señala Pessina quien agrega que es "como si internet sacase lo peor de estos chicos".

Aunque los dos adolescentes escribieron una carta al director para disculparse por su actitud, a éste no le pareció suficiente, pues habían ofendido también a personas que pasaban por la calle y nada tenían que ver con el instituto.

La decisión de Pessina fue tajante, tenían que grabar otro vídeo en el que se disculpasen y lo debían publicar en el mismo sitio web.

"A veces se puede caer en la vulgaridad, eso nos puede pasar a todos", indicaban los estudiantes en el nuevo vídeo, donde pedían a los jóvenes que empleasen internet de manera "correcta" y "educativa".

Sin embargo, en la grabación faltaba una petición concreta de excusas, por lo que Pessara no consideró suficiente el vídeo y les ha mandado que lo repitan y lo pongan en internet de nuevo.