Ada Colau
La líder de Barcelona en Comú, Ada Colau, durante un mitin. ALEIX MOLDES / ACN

Barcelona en Comú (BComú) propone crear una moneda local para promover el desarrollo local y el comercio de proximidad, siguiendo la experiencia de otras ciudades del mundo, e incluso que el ayuntamiento pueda pagar parte de las subvenciones y nóminas de los empleados públicos en esta moneda.

BComú recuerda que Bristol, Toulouse, Nantes y Suiza ya disponen de monedas alternativasEsta propuesta, que figura en el programa electoral de BComú que aparece en la web de la candidatura que lidera Ada Colau, está prevista en principio solo para los comercios de la ciudad de Barcelona, aunque con la "voluntad de extensión" a otros municipios del área metropolitana. Con esta medida,  quiere promover el desarrollo local y generar un "efecto multiplicador" de la riqueza que genera la ciudad que beneficie al pequeño y mediano comercio. 

El número 2 de BComú, Gerardo Pisarello, ha defendido este martes la creación de esta moneda, que ha definido como una de las propuestas más "innovadoras" incluidas en el programa electoral aunque ya funciona en otros países y hay poblaciones catalanas que ya estudian esta posibilidad, como son Santa Coloma de Gramenet y Vilanova i la Geltrú (Barcelona).

En esta línea, ha explicado que BComú quiere seguir el ejemplo de otras ciudades del mundo como en la localidad británica de Bristol (donde 600 comercios están adheridos al Bristol Pound), en las poblaciones francesas de Toulouse (Sol-Violette) y Nantes (SoNantes), en Francia, o la de la moneda complementaria suiza que funciona desde hace más de 80 años (el Wir) en 60.000 empresas, según recoge su programa.

Medidas para impulsarla

Así, para impulsarla, el partido pretende otorgar parte de las subvenciones del Ayuntamiento a esta moneda local y hacer que parte de las retribuciones de los empleados públicos se puedan cobrar en esta moneda.

Además, harán que parte de los créditos y microcréditos que el consistorio facilita a las empresas se puedan hacer con esta moneda, favorecer a las empresas proveedoras del consistorio que quieran cambiar parte o todas sus ventas usando este mecanismo, preparar sistemas para que los ciudadanos puedan cambiar la moneda local con "cierta bonificación", aceptar pagos de tasas o precios públicos con la nueva acuñación, e incorporar en la entidades y espacios que ya trabajan desde hace tiempo con perspectivas similares.

"El 95% de la ocupación en Barcelona está vinculada a empresas formadas por 10 o menos trabajadores", ha recordado Pisarello, quien ha insistido en que no se trata de sustituir el euro sino que se trata de una moneda complementaria "sin ánimo especulativo".

Los funcionarios, perplejos

El candidato del PSC a la alcaldía de Barcelona, Jaume Collboni, ha cargado contra Colau por esta propuesta, y ha asegurado que los trabajadores del Ayuntamiento se han quedado "perplejos" porque la iniciativa plantea pagar una parte del sueldo con esta divisa.

Collboni ha pedido "rigor" a Colau y le ha animado a hablar con los sindicatos antes de lanzar una propuesta de este tipo, aunque se ha mostrado abierto a estudiar métodos para dinamizar el comercio local como bonos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.