Picasso debout travaillant à Guernica dans son atelier des Grands-Augustins, 1937
Dora Maar retrató a Picasso en 1937 durante el trabajo de pintura del Guernica Madrid, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía © Dora Maar, by SIAE 2013 - Photo credit: Archivo Fotografico Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Madrid

Más de cuatro décadas después de su muerte, Pablo Picasso sigue estando de actualidad. Su pintura Les femmes d'Alger (Version 'O', 1955) se convirtió este lunes en el cuadro más caro jamás subastado al alcanzar los 160,9 millones de euros (179,36 millones de dólares) en una puja en la casa de subastas Christie's, en Nueva York.

En pleno 2015, la figura y obra del pintor malagueño siguen teniendo un atractivo incomparable, tanto para los coleccionistas de arte como para cualquier amante de la pintura. Pero, ¿a qué se debe este magnetismo picassiano? "Picasso es un mito universal que los medios de comunicacion se ocuparon en alimentar. Culturalmente una figura excepcional y de gran capacidad innovadora en su tiempo. Sociológicamente reuniendo todo lo que aparentemente nos convierte en personajes de éxito", explica José Lebrero Stals, director del Museo Picasso Málaga, a 20minutos.

Picasso solo hay uno y eso incrementa la curiosidad por él

"Además, su imagen pública fue protegida del escándalo mediático y con el tiempo ha crecido en valor simbólico: el mito se ha potenciado por la infinidad de nuevas y grandes exposiciones y por el valor tan alto que alcanzan las ventas de sus cuadros. Picasso solo hay uno y eso incrementa la curiosidad hacia él", añade el experto.

Lebrero señala que Picasso "ha pasado a la historia del arte básicamente por tres cosas: la invención del cubismo, pintar el mural del Guernica —quizás el último gran cuadro de historia que se conoce—, y su talento para investigar y renovar técnicas y soportes".

Esos méritos han logrado que el legado del artista esté hoy más vivo que nunca. "La influencia de Picasso se aprecia en la gran capacidad de convocatoria que afortunadamente tiene (El Museo Picasso Malaga recibió más de 400.000 visitas el pasado año) y los muchos museos e instituciones culturales dedicadas al estudio y difusión de su obra. Siguen apareciendo nuevos estudios académicos firmados por intelectuales de primer orden, lo que asegura el fundamento intelectual de esta curiosidad que despierta por doquier", explica el director del museo.

Obras de gran valor

La figura del galerista ha sido, según Lebrero, determinante para dar valor a la obra de Picasso y otros artistas. "Fue precisamente a principio de siglo XX cuando nacía una nueva manera de entender la pintura, el cubismo de Picasso, cuando apareció en el mercado del arte una nueva figura emergente y determinante, la del galerista, para entender la evolución de la obra de arte moderna y contemporánea entendida como un factor de riqueza económica", explica.

"El mercado del arte responde, como la mayoría, a la ley de la oferta y la demanda: hay pocas obras mayores del artista malagueño (pinturas de formato medio o incluido mayor) y mucha demanda, sobretodo de nuevas fortunas surgidas a la sombra de la globalización financiera de los últimos veinte años. Por eso en las subastas alcanzan precios tal altos sus pinturas", concluye el experto.

Una de las señales más claras de lo muy apreciado que está Picasso actualmente es que de las diez obras de arte subastadas más caras de la historia, cuatro son del malagueño. "Picasso siempre ha sido, junto a Van Gogh, uno de los artistas más cotizados tanto dentro como fuera del mundo de las subastas", asegura José Pedro Bailén, gerente de la Asociación Española de Salas de Subasta de Arte y Coleccionables, a 20minutos. "Va por modas. Primero fueron los impresionistas y Van Gogh, después Pablo Picasso y ahora empiezan a ser superados por otros artistas como Francis Bacon", detalla.

El que quiera hacerse rico con el arte, lo tiene crudo

Según el experto, "no hay techo" para los precios de obras de artistas como Picasso. "Son precios que no están estancados. Países emergentes como Rusia, India, China o Brasil, que están creando sus colecciones de arte, invierten mucho dinero en todo tipo de obras. Son las nuevas fortunas las que disparan los precios del arte en las subastas", detalla el experto.

A pesar de las grandes cantidades que se mueven en este sector, Bailén, que también ha sido director de salas de subasta, asegura que "el que quiera hacerse rico con el arte, lo tiene crudo". "Puede que el que adquiera pinturas por gusto, por puro coleccionismo, acabe obteniendo beneficios, pero se trata de un mercado muy estrecho, con valores muy volátiles, en el que los precios de referencia no obedecen a valoraciones fijas, así que como negocio es un riesgo", explica.

Por último, Bailén hace hincapié en el hecho de que, mientras que a nivel mundial el sector de las subastas va "clarísimamente a más", con nuevos récords cada año, en España se trata de un mundo muy reducido. "No estamos representados ni entre los quince primeros países del mundo, nuestro nivel es más o menos el mismo que el de Dinamarca. El problema es de formación y de mentalidad. En españa no existe la cultura del coleccionismo, de invertir en arte. Estamos muy lejos de países como Francia, Reino Unido, Alemania o Estados Unidos, que llegó más tarde pero con un gran potencial", aclara.

Esa idea queda clara en la opinión de los expertos de Christie's. "No hay duda de que el mercado del arte sigue siendo muy fuerte, especialmente para trabajos de clase mundial como esta pintura que tiene procedencia inusual", explica Alexandra Deyzac, de la famosa casa de subastas. Asegura que "Picasso es el Mozart del siglo XX". "Él es y seguirá siendo el padre del arte moderno, y por esa razón, su obra permanecerá deseable para los coleccionistas y amantes de arte por igual", afirma.

Brooke Lampley, uno de los mayores expertos de Christie's abunda en estas ideas. "Existe una gran confianza en el mercado, hemos visto un crecimiento increíble temporada tras temporada. Nunca ha habido más gente interesada en comprar arte que la estamos viendo hoy en día y hay una fuerte demanda de los coleccionistas, que buscan lo mejor de lo mejor de los grandes artistas", asevera.

"Picasso es sin duda el más grande pintor del siglo XX y Les femme d'Alger es una pintura icónica de este maestro", cuenta Lampley. "Muchos de los nuevos coleccionistas mundiales están persiguiendo obras maestras y han estado esperando a que un Picasso icónico apareciese en el mercado. Pocas hay tan icónicas como Les femme d'Alger. Era probablemente la pintura más importante de Picasso que permanecía en manos privadas y fue un gusto ver que estableció un nuevo récord mundial para una obra de arte vendida en una subasta", sentencia el experto.