La Policía Nacional ha detenido este martes en Cornellà de Llobregat (Barcelona) a dos personas que difundían, a través de una red de perfiles virtuales, contenidos extraídos directamente de los medios oficiales de la organización terrorista yihadista Daesh.

Los dos detenidos, que habían dado muestras públicas de lealtad al Daesh (acrónimo árabe del Estado Islámico), elaboraban también material propio para internet con el fin de ampliar las actividades proselitistas de la organización terrorista, ha informado en una nota el Ministerio del Interior.

Las detenciones han tenido lugar en la localidad de Cornellà, donde los efectivos policiales han registrado una vivienda situada en la calle Llobregat de esta población barcelonesa, según han indicado a Efe fuentes próximas a la investigación. La operación está enmarcada en unas diligencias abiertas con el Juzgado Central de Instrucción, número 4, de la Audiencia Nacional.

En una mezquita y pisos particulares

Los dos individuos, de nacionalidad marroquí, eran los responsables de una célula que para sus reuniones usaba una mezquita aprovechando las horas en las que no había rezo. Allí, según Interior, realizaban una intensa actividad de adoctrinamiento y captación de nuevos terroristas.

Actuaban con una metodología "típica" del Estado Islámico o DAESH, que ha lanzado llamamientos genéricos a la Yihad en Europa. Este terrorismo "express"  se basa en crear bases de militancia radicalizadas que sirvan de sustento para atentar en cualquier momento sin grandes trabajos de planificación, tal como sucedió en París el pasado enero.

Realizaban una intensa y productiva actividad de radicalización y captación" de terroristasLos detenidos seguían, según Interior, "instrucciones directas de DAESH" y se dedicaban a recabar propaganda de la organización terrorista de sus páginas web y a difundirla masivamente entre sus simpatizantes utilizando para ello perfiles de Facebook y mensajería Whatsapp. También producían sus propios contenidos radicales.

Los contenidos eran o bien claramente propagandísticos, para enaltecer al grupo terrorista —victorias militares, logros sociales— o bien "extremadamente radicales, de demoledora crudeza", principalmente vídeos con actos violentos en los que se enaltece la violencia terrorista y además se menosprecia y humilla a las víctimas.

Además, ambos mantenían una "intensa y productiva actividad de radicalización y captación" de terroristas, en reuniones privadas, a puerta cerrada y previa adopción de importantes medidas de seguridad, bien en una mezquita fuera de las horas de rezos o en domicilios particulares.

Esta investigación policial dio comienzo en septiembre de 2014 y ha sido llevada a cabo por esta Comisaría General de Información en estrecha colaboración con la Brigada Provincial de Información de Barcelona, que se ha centrado en la actividad investigadora en la monitorización de una "célula". La operación, que sigue abierta, está enmarcada en unas diligencias abiertas con el Juzgado Central de Instrucción, número 4, de la Audiencia Nacional.

Tercera operación en Cataluña en tres meses

El pasado 8 de abril, los Mossos d'Esquadra detuvieron a once personas que formaban una célula yihadista que tenía la voluntad  de atentar en Cataluña y que también se dedicaba a captar a jóvenes para radicalizarlos en el yihadismo, así como a enviarlos a combatir con el Estado Islámico en Siria e Irak.

Los cuatro detenidos eran un matrimonio y dos de sus hijos, gemelos de 16 añosLa voluntad del grupo de atentar en Cataluña se acreditó durante la investigación, por lo que hacía meses que los detenidos eran monitorizados y controlados por los Mossos. Los detenidos fueron cinco ciudadanos españoles cuatro convertidos al islam, cinco marroquíes y un paraguayo también convertido. El presunto supuesto cerebro del grupo era un ciudadano español convertido al islam y residente en Sabadell, Antonio S.M.

En el operativo se practicaron dieciséis entradas y registros y once detenciones en las poblaciones barcelonesas de Terrassa, Sabadell, Barcelona y Sant Quirze del Vallès y en Valls (Tarragona). También el pasado 31 de marzo fueron detenidos en Badalona (Barcelona) los cuatro miembros de una familia  por su supuesta vinculación con una red de envío de yihadistas a Siria.

Los cuatro detenidos eran un matrimonio y dos de sus hijos, gemelos de 16 años, que tenían previsto salir desde Badalona hacia Marruecos, para viajar luego hacia la zona de conflicto en Siria, a través de Turquía, tras haber contactado con miembros de redes de captación y envío.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.