Los especialistas de la Guardia Civil tuvieron que auxiliar a cuatro personas el sábado en el Pirineo. Un hombre de 56 años de Vilanova y la Geltrú (Barcelona) se rompió varias costillas y una clavícula y se hizo una brecha en la cabeza cuando bajaba del pico de la Maladeta.

Otro montañero logroñés, de 46 años, se produjo una herida abierta en la cabeza y un traumatismo leve al caerse en el pico Eriste, en Sahún. Una joven zaragozana de 26 años se vio afectada por una sobrecarga muscular en Benasque y a última hora se rescató a un barranquista madrileño en Bierge.