Numerosas cafeterías zaragozanas ya han sacado a la calle sus veladores para brindar a los viandantes la posibilidad de disfrutar de un refrigerio y de algún aperitivo al aire libre.

La ciudad cuenta con más de 1.000 terrazas distribuidas por calles y plazas que ofrecen una capacidad total superior a 48.000 personas y que permanecen abiertas hasta la una de la madrugada, de domingo a jueves, y hasta las dos, durante los fines de semana.

Destacan las situadas en la calle Cádiz y las plazas Santa Marta y San Pedro Nolasco, especializadas en tapeo, y las de la plaza San Francisco, la calle Cádiz e Independencia, perfectas para tomar una copa.