La última mujer víctima mortal de su pareja, Asun Villalba, de 35 años, rechazó llevar escolta tras denunciar a su marido, aseguró ayer el consejero Joseba Azkarraga. El crimen fue en Vitoria el pasado 2 de junio. Su pareja se entregó después a la Ertzaintza. Entonces, se polemizó por si había rechazado denunciar en el juzgado. No lo hizo y tampoco quiso escolta. En el primer trimestre ha habido 240 agresiones en Euskadi.