El resto, unas 130 familias, no tiene problemas de vivienda, según el Ayuntamiento. La concejala de Urbanismo, Mar Barcón, asegura que son cerca de 40 las familias que residen en el asentamiento chabolista de Penamoa a las que se les está buscando una alternativa en diferentes zonas de la ciudad. Y es que el poblado desaparecerá el próximo año cuando lleguen a él las obras de la tercera ronda.

De hecho, la concejala asegura que la Xunta licitará «en breve» los trabajos del  tramo que afecta a Penamoa, tras la aprobación el pasado viernes por parte de la Junta de Gobierno de la expropiación de 54.000 metros cuadrados de terreno.

Aunque se estima que unas 170 familias viven en este asentamiento, Mar Barcón asegura que el Ayuntamiento sólo dará soluciones de vivienda a las que realmente las necesitan, cerca de 40. «Hay familias que no tienen problemas de vivienda; tienen otros», advirtió.