Los fuegos artificiales marcarán las Hogueras de 2007, en las que el Ayuntamiento va a oficializar la tradición de encender fogatas en la playa. Las verbenas se mantendrán con el horario límite de las 4.30 de la madrugada, salvo el 23 de junio, que acabarán una hora más tarde.

La principal novedad será el traslado del correfocs (Nit del Foc) de la Rambla a la Explanada la madrugada del 29 de junio. Como preludio a la semana grande, el día 20 se disparará un castillo desde el Benacantil (Crit de Festa) También serán protagonistas las mascletàs diurnas, que continuarán en la plaza de Luceros (del 19 al 24 de junio). Por las noches, del 13 al 18 de junio, habrá seis mascletàs nocturnas (una más que el pasado año).

La ofrenda de flores a la Virgen del Remedio (días 21 y 22) finalizará este año en la plaza del Abad Penalva, tras un recorrido que incluye la entrada a la concatedral de San Nicolás. La apertura oficial de las Hogueras será el día 15 con el pregón del actor alicantino Alejandro Tous (Yo soy Bea).

¿Qué te parecen las hogueras?

Victoria Planelles. «Cuando llega la semana de Hogueras aprovecho para desconectar de Alicante y me marcho de vacaciones. La ciudad se abarrota de gente que viene de muchos sitios y el tráfico llega a ser bastante agobiante».

César Márquez. «Yo soy de fuera y me gusta el colorido y la alegría de la gente en la semana de fiestas. Hay mucho ambiente por las calles de noche, y los monumentos que plantan son muy bonitos. Y se puede pasear por el centro con tranquilidad».

Sonia Lázaro. «Pienso que hay demasiados actos y demasiada gente por la calle. Yo no soy fiestera, pero me gusta bastante la plantà y la ofrenda con las belleas. La lástima es cuando llega la cremà, que todo se acaba hasta el año que viene».