El Gobierno de Asturias asumirá «de momento» la tutela de la niña gijonesa de 13 años cuya madre, Mónica López, había pedido a las autoridades que se hicieran cargo de su educación porque es incapaz de controlarla. La niña, que será internada en un centro de menores, ha sido denunciada cuatro veces por robo y agresión, se escapa de casa durante días sin avisar, no acude al instituto y mantiene una actitud «violenta» y «agresiva», según su madre.