No apelará la sentencia. Paris Hilton no ha comido ni dormido desde que llegó a la sala médica de una cárcel de Los Ángeles y está siendo tratada con medicamentos psicoactivos, según la web de las celebridades TMZ.com. Sin embargo, la heredera del imperio Hilton dijo el sábado que ordenó a sus abogados que no apelaran la orden que la envió de regreso a prisión el viernes, después de sólo un día de reclusión en su hogar.

Paris reingresó en la cárcel el viernes al grito de «¡mamá!». «Estar en prisión es la cosa más dura que he hecho», declaró Hilton, de 26 años, en un comunicado publicado por su abogado, Richard Hutton. «Durante los últimos días he tenido mucho tiempo para pensar y creo que estoy aprendiendo y creciendo gracias a esta experiencia».