BIO Con 37 años ha hecho de todo en la tele, pero reconoce que lo suyo son los deportes. Confiesa tener “más canas de las que se ven”.

Ha hecho muchas cosas en televisión, como Soy el que más sabe de TV del mundo o Gran Slam, pero ahora Nico Abad es uno de los presentadores de deportes del telediario de fin de semana de Cuatro (sábados y domingos, a las 14.00 y a las 20.30 h).

Parece que lo suyo son los deportes...

Empecé haciendo información deportiva por pura casualidad y me enganché.

¿Le gusta practicarlos o es más de verlos?

Los practico todos, y todos mal (risas). Soy muy deportista y me gusta el deporte cuando es juego.

¿Cuál es el deporte más absurdo del que ha informado?

El otro día hubo una prueba de relevos en la que tenían que tirarse de un helicóptero, bajar una montaña esquiando y luego conducir coches clásicos en una carrera... una locura.

Una pregunta obligada: ¿monopoliza el fútbol los espacios deportivos?

Es que el fútbol es el deporte rey en España; no es un monopolio, sino más bien una necesidad. Hay mucha demanda de información. Todos hemos jugado al fútbol alguna vez y sabemos calibrar la información sobre este deporte.

Ha hecho cosas muy distintas en la tele, ¿cambia la forma de presentar?

Sí y no. Cambian los registros según el formato, ya que cada uno pide una cosa diferente, pero intentas imprimir tu sello en todo lo que haces.

¿No se va a afeitar nunca esa perillita que lleva?

(Risas) No, nunca (más risas); me la dejé en el año 2000 para probar y desde entonces la llevo. Nunca me la he quitado, ni siquiera por accidente al afeitarme.

¿Cómo lleva lo de ser una cara conocida?

Muy bien, la verdad. Lo cierto es que tampoco tengo demasiado nivel de agobio y la gente suele ser amable. Además, como todavía no hemos generado odio, no hay problema... (risas).

¿Qué es lo que más le gustaría hacer en televisión?

Nunca pienso en eso, es algo que aprendí cuando era reportero: iba con una idea de reportaje y al final la realidad me daba otra cosa. Lo mejor es divertirse con lo que te dan. Ésta es una profesión para gozarla.

¿Y qué no querría hacer de ninguna manera?

Información parlamentaria (risas) o cubrir una campaña política.

¿Para qué sirve la tele?

Para entretener, es la primera opción de ocio para mucha gente.