Un niño de tan sólo 8 años perdió la vida el sábado por la tarde en una piscina de Calaf (Barcelona).

Según informaron los Bomberos, hacia las 20.30 h, un grupo de niños de la localidad se coló en las instalaciones, que en esos momentos estaban cerradas al público.

La piscina estaba cerrada

Cuando llegaron las dos dotaciones de los bomberos, media hora más tarde, no pudieron hacer nada por salvar la vida al pequeño.

Ya se ha abierto una investigación para averiguar las causas, pero todo apunta a que el niño se ahogó al caer a la piscina cuando intentaba coger una pelota que estaba flotando. El menor era natural de Calaf.

La alcaldesa de la localidad pidió ayer a los pequeños de la población que no salten las vallas de la piscina o de otras instalaciones municipales para evitar que se repitan hechos similares.