Desde el 1 de junio hasta el 15 de octubre está prohibido hacer fuego en montes y zonas recreativas de la región. Es una de las medidas que Madrid ha puesto en marcha para la prevención de incendios forestales. Las multas por hacer fuego en el monte van de los 1.000 a los 100.000 euros. Las muy graves pueden ser de hasta un millón de euros, en función de los daños. Luis del Olmo, director general de Promoción y Disciplina Ambiental, explica las medidas.

¿Qué novedades presenta este año la campaña?

Mantenemos el mismo discurso: en el campo se puede pasar el día, pero la cultura de la barbacoa hay que trasladarla. Mejor el filete empanado. Hay que desterrar la cultura del fuego en el campo.

¿Cuántas hectáreas se quemaron el año pasado?

Muy pocas. Unas 30 de área arbolada. Fue uno de los mejores años.

El 90% de los siniestros son por causas humanas, ¿se puede reducir ese dato?

En ello estamos... Este año regalaremos un kit del buen senderista como parte de la campaña.

En 2006 se pusieron 3.500 multas, ¿una cifra muy alta?

No, no es alarmante, pero están incluidas otras infracciones, no sólo por el fuego.